Adolescentes en pandemia

Muy buenos días a todos.

Sé que en general sentimos una tremenda repulsión por los temas relacionados con la pandemia porque ya llevamos justo un año intentado avanzar y continuar en medio de una situación tan complicada y que compete al mundo entero. Pero hay un tema que me interesa y personalmente afecta a mis hijos, y supongo que muchos padres de adolescentes escucharán las mismas afirmaciones en casa:

  • “¿Cuándo acabará todo esto?”
  • “¿Cuándo me podré quitar esta mascarilla? ¿Cuándo podré abrazar a mis amigos y amigas como antes?”
  • “¿Cuándo podré ir a una fiesta? o también:  “Me han robado mi adolescencia” , “Me han robado un año de mi vida”, “Así no se puede ni ligar”…

Y es que desde la posición adulta podemos comprender lo que sucede y la trascendencia de lo que está pasando, pero si nos posicionamos en la mente de un adolescente, es un hecho de facto que están en contradicción consigo mismos y con el mundo para encontrar su sitio y su identidad. Esta situación se les puede hacer más larga y complicada de aceptar.

Solo recordemos cuando nosotros teníamos esa edad, que nos creíamos los reyes del mundo, que pedíamos más libertad de la que se nos daba, pero aún así, disfrutábamos de nuestra etapa repletos de pasión, de energía, de ganas…. hoy todo eso está limitado en nuestra sociedad actual por las circunstancias que tenemos pero como es lógico causa un gran malestar entre los más jóvenes.

Solemos juzgar y acusar a los más jóvenes de irrumpir con las normas y transgredir las leyes y no cabe duda que en muchos casos sea así, pero no olvidemos que en esta etapa la prepotencia hormonal es la que orienta sus acciones. La necesidad del adolescente de rebelarse ahora se ve, si cabe, más acentuada porque es inherente a su edad pero también por la fatiga emocional que se manifiesta después de un año sin poderse relacionar de una forma natural y común con sus iguales.

Algunos de los signos que encontramos en los jóvenes más afectados por el daño emocional de la pandemia pueden ser: tristeza, apatía, aislamiento, des motivación, ansiedad, insomnio, rebeldía acentuada y en casos más graves agresividad.

Por supuesto que no podemos permitir que incumplan las normas, que participen de botellones, fiestas o reuniones, pero y la gran pregunta es: ¿qué podemos hacer los padres para paliar esta sensación en nuestros jóvenes?

  • Podemos ser relativamente permisivos a la hora de verse con algún amigo o amiga, asegurándonos que el uso de la mascarilla estará presente en todo momento.
  • Permitirles  invitar a un amigo casa de vez en cuando para pasar un rato, siempre tomando las medidas de higiene y distanciamiento social necesario.
  • Dar paseos al aire libre,charlar mucho con ellos y conectarles con un pensamiento de esperanza y de fuerza, decirles que ya pronto todo pasará y que lo están haciendo muy bien.
  • Felicitarles por su esfuerzo, entender sus frustraciones y comentar con ellos las consecuencias de las acciones que se hagan en contra de las normas.
  • Compartir información relevante de cómo van las cosas para que estén al tanto de la situación real.
  • Permitirles tiempo de inactividad. No podemos pretender que estando en casa siempre estén realizando tareas o actividades de provecho.
  • Permitirles conectar con otros compañeros o amigos de forma virtual, a través de videollamadas , por ejemplo.
  • Realizar planes de futuro, hablar de las cosas que se podrán hacer una vez todo esto haya pasado para dales esa dosis de esperanza e ilusión.

Y vosotros ¿como lleváis el tema pandemia con vuestros adolescentes?

Os leo siempre y estoy encantada de compartir de nuevo mis pensamientos, inquietudes, recetas, ideas y hacer de este blog algo divertido, interesante y que sobre todo nos ayude.

Un abrazo,

Virginia

Responder a Información Cancelar respuesta

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer