El reto de ser padres de adolescentes

Muy buenos días a todos,
Hace tiempo escribí un post relacionado con la adolescencia pero según ha pasado el tiempo he sentido la necesidad de compartir con vosotros una vez más a través de mi blog las dudas, situaciones e incertidumbres que se nos plantean día a día a los padres de adolescentes. Personalmente estoy viviendo este período como un reto, a veces fácil, otras difícil, a veces desesperante…. y sé que es el denominador común en los padres de hijo de estas edades.

Creo que criar y educar a nuestros hijos no es una tarea fácil, todo lo contrario, es un acto de implicación, compromiso y responsabilidad tremenda si queremos sacar de ellos hombres y mujeres de bien. Pero cuando nos convertimos en papá o mamá tampoco traemos el manual de cómo afrontar las diversas situaciones ni de cómo es tu hijo, así que es un camino de conocimiento de ese otro ser humano y de ti mismo como persona.

Recordemos que la adolescencia es un período que en determinados niños comienza antes o después porque no tiene que ver necesariamente con la pubertad. En cambio, la adolescencia se manifiesta cuando el niño comienza a tener cambios drásticos en la forma de relacionarse con los padres ya que nos empiezan a “separar” para lograr su propia autonomía e independencia. A su vez, los adolescentes intentan cada vez más encajar en el grupo de amigos y ser aceptados por ellos lo que los va a llevar a dejarse influenciar en muchos casos por estos y a actuar de forma parecida a su pandilla de amigos.

Una de las características más comunes y creo que es la que más nos afecta, por lo menos en mi caso, es la rebeldía. No siempre se demuestran rebeldes con todo ni en todas las situaciones pero si en actos cotidianos y ello responde a los altibajos emocionales que vienen ocurriendo en su interior. Tenemos que partir de la base que el objetivo y necesidad de cualquier adolescente es lograr su independencia y para lograrlo necesitan alejar a sus padres (figuras protectoras) y es por ello las continuas discrepancias entre padres e hijos.

Con el paso del tiempo y sobre todo, a medida que van madurando, los adolescentes comienzan a pensar de forma mucho más abstracta y abandonan ese egocentrismo que les identifica (mi mundo y yo) pero necesitan de mucho tiempo, es una etapa que a veces resulta dura y complicada en cuanto a relaciones humanas se refiere. Cuando me lleno de preguntas y preocupaciones a este respecto lo que hago es hablar con amigas o personas profesionales para que me den pautas ya que muchas veces, pensando que lo hacemos bien, nos imponemos, castigamos o incluso permitimos conductas que no son las adecuadas. No olvidemos que somos humanos, nos equivocamos y que cada hijo es diferente al otro.

Y la pregunta que siempre hemos hecho Manuel y yo ¿qué es lo que debemos hacer?

– Lo primero es intentar (a veces difícil) no perder la paciencia.
– Practiquemos la empatía y pongámonos en el lugar del adolescente (de su lucha interna por crecer y reafirmarse como individuo)
– Hagamos selección de las batallas: intentemos que no todos las situaciones sean motivo de conflicto, ignoremos algunas de ellas que no sean graves o importantes y centrémonos en la que si lo son.
– Negociemos con el adolescente: fijemos objetivos realistas y que no favorezcan del todo al niño pero tampoco a nosotros.
– Establezcamos unas normas familiares acordes a su edad (con horas de salidas y llegadas adecuadas…)
Supervisar siempre todo aquello que nuestros hijo ven y leen y aunque e complicado con tanta tecnología por lo menos fiscalizarlo de vez en cuando.

Todas estas son las pautas básicas que como padres podemos recibir y es ideal aplicarlas pero no cabe duda que en caso de que la situación en el hogar se vuelva difícil de llevar, lo que debemos hacer es consultar con un especialista y buscar ayuda. Yo no paro de leer, de ver vídeos sobre ello. Es una lucha incansable por ser mejor madre y llegar a entenderlos, con el fin de darles las mejores herramientas para su futuro.

Y tú, ¿tienes hijos adolescentes? ¿Te sientes identificada con este post?

Besos y hasta otra,
Virginia.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer