Azúcar

El azúcar es un tema que siempre despierta especial interés pero también confusión. Hoy en día existe una mayor conciencia que se extiende por el mundo sobre el abuso del consumo de azúcar blanca y las consecuencias en la salud y el sobrepeso de la población han sido determinantes. ¡Necesitamos un cambio!

En el mercado nos encontramos con una serie de productos sustitutivos, similares o parecidos que también endulzan y que supuestamente son menos dañinos. Pero, ¿sabemos exactamente las diferencias? ¿Conocemos la incidencia de uno u otro sobre nuestro organismo? Para ello he investigado un poco para aclarar las dudas más básicas y de esta manera poder decidir o escoger cuál de las opciones es la mejor para el consumo propio y de mi  familia.

El azúcar blanca refinada:

No está considerada como un alimento ya que carece de nutrientes y minerales llegando incluso a considerarse su uso abusivo como nociva para la salud. Está relacionada con la diabetes, obesidad, problemas cardíacos, hepáticos y renales entre muchos otros.

El azúcar integral o de caña: 

Es un tipo de azúcar que no ha sido sometida a procesos de refinamiento ni ningún  otro proceso químico con lo que resulta más saludable que la refinada ya que conserva un poco más sus nutrientes, vitaminas y minerales . Es más fácil de absorber y digerir por el organismo. Contiene 50 veces más minerales que el azúcar blanca refinada sin embargo, sigue sin ser una opción nutricionalmente recomendable para su consumo diario por la cantidad de perjuicios para la salud que conlleva su exceso.

Recordemos que la Organización Mundial de la Salud recomienda consumir hasta 25gr de azúcar al día de forma externa (sin contar el azúcar contenido en las frutas).

La sacarina: 

Es un edulcorante sintético no calórico (en la industria alimentaria conocido como E954) que se utiliza para endulzar cuando el consumo de azúcar está contraindicado.  El uso abusivo de la sacarina está relacionado con el cáncer de vejiga (probado en laboratorio con animales). La cantidad recomendada de sacarina al día sería 2,5 mg/kg de peso al día. Si no se sobrepasa esa cantidad, hoy en día se considera a la sacarina como segura.

La Estevia: 

Es un edulcorante alternativo al azúcar y proviene de una planta de la familia de las Asteráceas de Sudamérica. Durante siglos en esta área, se utilizaba para endulzar alimentos y bebidas y fue el médico español Pedro Jaime Esteve el que en el siglo XVI estudió y dio nombre a la planta y sus propiedades. La estevia contiene glucósido  que es capaz de endulzar 200 veces más que el azúcar refinado

El Agave: 

Se conoce también como sirope o néctar de agave y es un jugo vegetal dulce que se extrae de las hojas o pencas del agave. Se ha puesto muy de moda en la cocina de hoy en día para endulzar platos siendo una opción más saludable ya que posee un bajo índice glucémico aunque para su extracción debe sufrir un  proceso de reacciones químicas (o procesamiento) que la hace refinada o no del todo sano.

Esta relación de edulcorantes es para las recetas de repostería en las que es imposible evitar el edulcorante aunque os confieso que estoy empezando a hacer bizcochos con miel ecológica de la zona y quedan verdaderamente esponjosos.

“Los distintos tipos de edulcorantes hay que buscarlos ecológicos y con certificado de calidad para verificar su proceso de refinado”

Mi pequeño resumen es el siguiente, intentad educar al paladar. Es muy difícil al principio pero se consigue. El azúcar adultera el sabor de los alimentos y nuestro objetivo debe ser ir reduciendo su consumo de manera paulatina hasta que desaparezca casi por completo de nuestra dieta.

En casa nos quedamos con el edulcorante para el cafecito de las mañanas y el sirope de agave para algunos platillos como las tortitas de los niños.

Y tú, ¿con cuál te quedas?

Besos, Virginia.

  • Yo ya con ninguno, es un proceso pero se consigue y es una de las mejores decisiones que he tomado en la vida.
    Eso no quita que , si un día voy a un restaurante que sé que tienen la TARTA (con mayúsculas) me la coma.

  • Hola! Yo también intento evitar el azúcar o similar. Para las tortitas, les echo plátano muy maduro, y también le añado un poco de vainilla y quedan riquísimas!

  • Gracias por este post.
    aclara muy bien las dudas respecto sobre qué edulcorantes son menos dañinos.
    yo estoy en proceso de eliminarlos por completo. De mientras tiro de sirope de agave en poquitas cantidades.

  • Hola Virgi, yo no soy muy dulcera, pero si que como, mejor dicho, comía lo mío. Pero lo estoy erradicando casi totalmente, o en lo que puedo. En cuanto al azúcar “per se” está claro que no es natural y es muy malo. Lo complejo en mi caso es intentar que mi marido no tome azúcar! un saludo a tod@s

  • Hola.
    Yo soy diabética desde hace muchos años y las recomendaciones siempre del endocrino han sido poco azúcar pero de manera natural.
    Como bien dices solo hay que ir acostumbrándose al sabor de los alimentos sin el añadido del azúcar.
    Muy buen articulo

Responder a Inma Cancelar respuesta

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer