La distancia no hace el olvido

Nunca dejo de emocionarme cuando vienen a visitarnos amigos y familia desde Venezuela. Desde hace un tiempo, debido a la situación de mi país, las reuniones allí se hacen prácticamente imposible y eso me produce mucha tristeza… pero bueno no me voy a poner sentimental (que estoy de lágrima fácil)

Vestido de Panambi, botas de Micuir, pendientes de Kokivi, gafas de Prada. 

La distancia impide abrazos pero no sentimientos. La semana pasada tuve la suerte de poder ser, junto a Manuel, la anfitriona en Sevilla de una gran reunión. Disfrutamos tanto amigos como mi familia de unos días con sentimientos encontrados cómo solemos decir en mi país. Disfrutamos de Sevilla como turistas recorriendo sus preciosas calles en coches de caballos, conociendo rincones de postales, y es que Sevilla es sin duda una ciudad de ensueño.

Para degustar sus platos típicos los llevamos a uno de nuestros restaurantes preferidos, La Eslava, en el clásico Barrio de San Lorenzo. Cocina tradicional de autor, con platos y tapas con premio que te invitan a disfrutar del buen paladar. A nosotros nos gusta mucho ir al bar de tapas, aunque cuenta también con un pequeño comedor. Si tenéis la oportunidad de visitarlo no dejes de probar estas tapas con premio: Un cigarro para Becquer, la yema sobre bizcocho de boletus y vino caramelizado. Y por supuesto, el helado de queso manchego. Un verdadero placer…

Otro de los sitios dónde fuimos a cenar fue Maria Trifulca, sus vistas desde la terraza a Sevilla con el enclave del río lo hacen único. Sus platos variados y tradicionales son siempre un acierto asegurado… La verdad que nuestros amigos disfrutaron mucho de todos los rincones que por suerte tenemos los que vivimos en esta preciosa ciudad.

Para terminar su estancia en Sevilla, pasamos un día en el campo inmejorable. Ya cogiendo camino fuimos a Córdoba, visitamos la Mezquita y sus rincones… por supuesto también los deleitamos con la gastronomía cordobesa que tiene platos únicos como el salmorejo con berenjenas.

Espero que vuelvan pronto ya que nos dejaron, como dice una amiga, con el nido vacío, pero llenos de energía.

La vida está llena de pequeños momentos maravillosos y otros no tanto… así que hay que aprovechar cuando tocan los buenos y como siempre les digo en el equilibrio está el secreto.  Esta semana yo he disfrutado al máximo, me he reído, he bailado, he comido, hemos brindado… como decimos mis amigas: Como si no hubiera un mañana, aunque, también os digo, ya ayer lunes estoy de nuevo en mi camino y vuelvo a retomar mi rutina para como siempre os digo, sentirnos bien.
¡Feliz Semana!
Besos, Virginia

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer