Las arepas venezolanas

Las arepas es a Venezuela lo que la paella es a España y cuando hablamos de Venezuela es casi imposible no relacionarlo con uno de sus alimentos típicos y que ya es muy conocido en algunas parte del mundo.

La arepa tiene un origen precolombino  (de Colombia y Venezuela) y es un alimento en forma redonda y aplanada hecho a base de harina de maíz precocida y es consumido en estos países a diario, casi sustituyendo al pan.

Personalmente ¿qué os puedo decir? ¡Yo amo las arepas! Me crié comiéndolas casi a diario como desayuno o cena y son tan ricas que aún no he conocido a nadie a quien no le gusten. Además, al igual que el bocadillo, puedes rellenarla de múltiples opciones y adaptarla a cada paladar. En casa, somos todos muy areperos, incluso Manuel y ni qué decir de mis niños.

Aunque algunas personas piensen que es un alimento muy calórico, no lo es más que el pan, pero está claro que varía según la preparación. Podemos hacer las arepas fritas, que sin duda  son muy sabrosas y crujientes pero absorben gran cantidad de aceite, o asadas que llevan un poco más de trabajo pero es la opción más saludable.

Hoy os he traído paso a paso la preparación de ellas a la plancha.

La masa:

Solamente lleva agua, harina de maíz y sal.

Para 4 arepas medianas, vamos a usar una taza de harina, otra de agua y una pizca de sal.

Colocamos el agua (debe estar tibia) y la sal en un bol, seguidamente agregamos lentamente la harina, removiendo con la mano sin parar.

Comenzamos a amasar un ratito con una mano o dos y recordemos que el truco de una buena masa de arepas está en el amasado con esmero 😉

Una vez tengamos la masa compacta, que se despegue fácilmente del bol pero sin llegar a ser dura, dejamos reposar durante 5 min.

Pasados los 5 minutos, ya tenemos la masa lista para trabajarla. Si la sentimos que se ha compactado de más o está dura, le agregamos un poco de agua y amasamos de nuevo hasta lograr la textura adecuada.

 LA PREPARACIÓN:

Ponemos a calentar a fuego alto, una sartén antiadherente que previamente vamos a untar con una cucharadita aceite de oliva.

Cogemos un poco de masa y con las manos húmedas, hacemos una bola que con las palmas vamos a ir aplastando y la colocamos en la sartén.

Una vez las arepas creen costra, les damos la vuelta para asarlas del otro lado. Y cuando ya están cocinadas por ambos lados, las metemos en el horno previamente precalentado a aproximadamente 200 grados durante 20 minutos.

Mientras tanto vamos preparando el relleno. En este caso, hoy las haré reina pepiada que son las preparadas con pollo, aguacate y un poco de mayonesa (en mi caso yo la sustituyo por queso batido 0%). Para el que le guste también puede agregar  un toque de sal y pimienta. Mezclamos todo y reservamos.

Sabremos que las arepas del horno están listas cuando se abomben ligeramente y estén doradas. Es entonces cuando las sacamos y abrimos para rellenar.

Las arepas se pueden hacer del tamaño y grosor que cada uno quiera. Si vemos que tienen mucha harina internamente con un cuchillo se retira fácilmente.

Y con esto… ¡YA LAS TENEMOS!

¿Os animais a hacerlas y a contarme vuestra experiencia?

Espero que os haya gustado y os sirva para una cena rica.

Besos,

Virginia.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer