Snacks y meriendas saludables

Por más que intentemos cuidar nuestra alimentación y por más rigurosos que seamos con la dieta, no cabe duda de que a todos en un momento puntual nos apetece mucho comer algo rico. Hoy os voy a contar varios snacks que suelo tomar, que además de quitarme el hambre entre horas me ayudan a mantener una dieta sana y equilibrada.

Hay días que la fuerza de voluntad la tenemos a tope y somos fuertes ante cualquier tentación, pero hay otros que se nos hace más cuesta arriba, sobre todo las mujeres que con nuestras hormonas y ciclos menstruales necesitamos algunas veces ese toque dulce para alegrarnos la vida (por cierto, voy a escribir un post sobre eso). La solución que yo he encontrado a esto ha sido: no tener demasiada tentación en casa (aunque con niños es un poco complicado) e intento no sucumbir a ella. Recuerda que lo que compras es luego lo que comes. Por otro lado, tener siempre un surtido de snacks saludables, bajos en calorías y grasas nos puede ayudar. Alimentos que nos proporcionen esa satisfacción momentánea de llevarnos algo rico a la boca sin llenarnos el cuerpo de calorías vacías y grasas extras.

Es muy importante y en este punto creo que es necesario recalcar, hay que saber leer los etiquetados de los alimentos ya que muchas veces nos venden los productos con etiquetas tales como: light, 0 fat, bajo en grasas, etc que realmente no lo son. Vamos que esto tiene otro post, pero un día leí algo con lo que estoy muy de acuerdo, si contiene pocos ingredientes se tratará, en general, de un alimento poco procesado y se acercará más a lo natural. Los alimentos con un solo ingrediente no están obligados a llevar esta lista.
Siempre hay que buscar alimentos que entre sus primeros ingrediente nunca esté el azúcar y mejor si son de origen ecológicos u orgánicos. Pero sobre todo y lo más importante para mí es que nuestros snacks sean naturales y saludables.


Otra forma de mimarnos el paladar de vez en cuando es preparando nosotros mismos un buen bizcocho con harina de avena, azúcar de caña, huevos ecológicos, fruta, etc. y buscar variedades para esas ocasiones especiales y también para los niños.

Creo que no es ningún secreto que el snack estrella son los frutos secos, siempre naturales (no fritos) y en porciones pequeñas ya que son muy calóricos. Acompañarlos con un algún dátil, puede resultar una merienda deliciosa.

Otro descubrimiento que me encanta es la fruta 100% natural deshidratada. La piña es mi favorita y puedes encontrar también mango, durazno, manzana, etc. Aunque yo me decanto más por la fruta fresca y siempre tengo cortada en la nevera, en esta época sandía, piña y melón, son siempre una buena opción.

Un puñadito de arándanos con un poco de yogur griego puede convertir tu merienda en un momento de placer. Incluso si le agregas un par de anacardos o nueces es aún más sabroso. Recuerda que los arándanos tiene alto contenido en fibra y son ideales para evitar y combatir las infecciones de orina, así que deberíamos incluirlos en nuestra dieta diaria.

Para esas tardes que quieres algo un poco más consistente podemos optar por el hummus es un snack con base de garbanzos, que nos sacia y además está buenísimo. Puedes usar palitos de pepino o zanahoria par comerlo o por supuesto unas deliciosas barritas Krissia.

Palomitas de maíz caseras. Las palomitas tienen mala fama, pero si las haces en casa con un chorrito de aceite y una pizca de sal pueden ser un buen snack para toda la familia. ¡A los niños les encanta! Un truco: échales alguna especia que te guste como por ejemplo pimienta o sal de trufa, súper rico.

Espero que os haya gustado la selección y si sabeis de productos o ideas similares para meriendas saludables, no duden en compartirlo conmigo que estaré encantada de leerles.
Besos y hasta otra,
Virginia.

Responder a Monica Cancelar respuesta

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer