Un cumpleaños para el recuerdo

¡Hola!

Ya tenía ganas de sentarme un rato y compartir con todos vosotros cómo han sido estos días de no parar… La verdad es que este año está siendo un poco raro o más bien, diferente pero en la vida no debemos buscar excusas; cuando las cosas se ponen un poco complicadas es cuando tenemos que sacar fuerzas para salir adelante y poder afrontar lo que venga ya que no todo sale según lo planeamos, pero en ello también reside el encanto de la vida.

Este fin de semana Manuel cumplió 50 años y debo reconocer que me encanta una fiesta y una celebración pero debido a su operación, no había podido organizarme como me gusta. Suelo ser muy metódica y preparar todo con mucho mimo porque me encargo personalmente de los preparativos ¡no imaginan cuánto disfruto de todo ello! Aunque esta vez ha sido diferente al Manuel permanecer ingresado varios días y yo junto a él, el tiempo se me vino encima y cuando me di cuenta el cumple estaba a la vuelta de la esquina, así que fue todo organizado en tiempo récord.

Inicialmente no pensábamos celebrarlo porque al estar Manuel  convaleciente no podíamos saber  cómo se iba a sentir, pero ¿cómo pasar por alto un día tan especial? Así que optamos por hacer una comida en el campo con nuestros amigos y parte de la familia y la verdad, es que siempre que nos reunimos ya es motivo de alegría y el sábado fue un día francamente precioso y especial, repleto de sorpresas y estoy segura que para Manuel será un día inolvidable por siempre.

Para nosotros no hay nada mejor en el mundo que estar en casa rodeado de amigos y disfrutar de una buena comida, de un rato de bailes y risas interminables, de esas sesiones de fotos locas en grupo, de lo verdaderamente importante de la vida. Normalmente me gusta cocinar y encargarme de parte del menú pero por tema de logística y tiempo decidimos contar con el catering de Alberto Mejías, que en más de una ocasión nos han servido en casa y son maravillosos y muy profesionales.

Quería algo informal y me decanté por una comida tipo buffet que estaba compuesto por salmorejo, varias ensaladas, salmón, roast beef, arroz caldoso, arroz con verduras, entre otros. Para el momento del postre teníamos 7 tartas diferentes,  frutas, quesos, frutos secos y como no podía faltar la preciosa y deliciosa tarta Paulova, la favorita del cumpleañero y otra que formaba el número 50, ambas hechas por nuestra amiga La Golosa Repostería (@lagoreposteria) con todo el cariño del mundo.

La decoración estuvo a cargo de Suéñate y a la cabeza de ésta mi amiga Repo Largo, como siempre no faltó detalle y las flores naturales fueron las protagonistas de la decoración en general, quedó todo muy sencillo, bonito y elegante. Repo además de ser mi gran amiga y mi mano derecha a la hora de organizarlo todo, me conoce muy bien y sabe mis gustos mejor que nadie, además siempre está ahí cuando la necesito, es  una incansable trabajadora que hace verdaderas maravillas y un ser humano muy especial que me acompaña en las buenas y en las no tan buenas y por eso la quiero yo tanto!

 Siguiendo con el tema decoración, había una sola mesa larga para 34 comensales y unos preciosos centros florales enmarcaban todo el camino de la mesa. Las flores naturales en mi casa siempre están presentes así que ¡cómo no tenerlas en un día tan especial!. La celebración iba enmarcada  hacia la temática de los años 60 así que algunos invitados lucieron sus mejores atuendos retro y resultó divertido  así como  diferente. Manuel sabía que estaba preparando un almuerzo por su cumpleaños pero no sabía algunos detalles que fueron sorpresa  para él, como el ver llegar a amigos que vinieron a acompañarnos desde lejos o de un vídeo tan bonito como entrañable  realizado por nuestra querida amiga Yolanda que fue proyectado al final de la noche con fotos familiares y mensajes llenos de cariño. Así que fue un día de nervios, sorpresas, muchas risas y también lágrimas de emoción.

En cuanto a mi look, me decanté por un sencillo vestido midi en color verde esmeralda, con volante en el bajo y unos tacones de poca altura destalonados de rayas verdes y azul marino y os puedo asegurar que fue todo un acierto porque me sentí muy cómoda todo el día pero a la vez arreglada. Todo el look así como los pendientes son de BDJ Shop y es que es una tienda en Sevilla donde puedes encontrar bellezas para todas las ocasiones y gustos.

Por otro lado decirles, y supongo que a muchos les pasará igual, cuando estoy viviendo un momento especial, con personas especiales, días irrepetibles, me olvido por completo del teléfono, redes sociales, mensajes, etc… No soy de las que está haciendo y subiendo vídeos o fotos  al momento porque siento que si lo hago, de alguna manera me estoy perdiendo el presente y no me gusta, prefiero disfrutarlo todo  a tope, además como dicen por ahí: “las fiestas se viven 3 veces; cuando las organizas, cuando suceden y cuando ves las fotos”. Es por ello que durante todo el fin de semana no me habréis visto por las redes y ahora estoy en esa  etapa en que me llegan fotos y vídeos de todos lados y me encantan! Así que os  prometo ir subiendo alguna cosilla para compartirla con todas las personas que me siguen y que estáis siempre ahí acompañándome.

Espero que os haya gustado.

¡Besos!

Virginia

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer