‘Looks’ de boda para acertar siempre

La pasada semana publiqué un post muy especial para mí en el que os hablaba de un reciente viaje que hice a La Romana, Punta Cana, con el fin de acudir al enlace de unos grandes amigos. Tal y como os conté en aquella ocasión, tuve la oportunidad de reunirme con mi familia, que tan lejos tengo, así como con amigos de la infancia con los que de una u otra forma siempre he mantenido contacto, pero el estar cerca y poder fundirnos en abrazos y largas charlas me han llenado de energía. Y como lo prometido es deuda,  en el post de hoy os muestro mis looks  de fiesta.

Los invitados  pudimos disfrutar de dos fiestas: una de bienvenida o white party y la boda como tal. Para la primera ocasión opté por  un vestido-blazer blanco con unos originales botones de margaritas, manga larga, ceñido al cuerpo y de un corte perfecto que no me puede gustar más y  que en la actualidad es tendencia total y favorece muchísimo. Las grandes firmas se han hecho eco de esta tendencia y lo podemos ver en cualquier pasarela y en distintos estampados y telas.

El mío es  de Alicia Rueda y me resultó más que ideal para la ocasión. Además que al estar en un clima tropical, por la noche siempre refresca, así que la manga larga me vino fenomenal para no tener que llevar más abrigo. En cuanto al calzado, haciéndole un guiño al entorno, llevé unas sandalias  con estampado tropical  firmadas por Lodi Shoes y las combiné con un clutch de Carolina Herrera en color azul Klein.

En cuanto al maquillaje, opté por un beauty look muy natural y playero, con la cara con aspecto fresco, jugoso, labios nude y máscara de pestañas.

En relación al segundo look, o el outfit de boda, tenía que tener en cuenta dos cosas: la hora, era a las 16:00, y el entorno que seguía siendo playero y tropical así que en un principio no tenía intenciones de vestirme en color negro, ya que lo considero más para la noche y bastante sobrio, pero no me hizo falta más que ver el maravilloso traje estampado de fondo negro de ToT Hom para enamorarme y decidirme por él sin dudarlo.

Para la elección, mi estilista y gran amiga Ana María Gill (@byanagill) me ayudó muchísimo, porque además de tener un gusto exquisito y elegante, me conoce desde años y sabe mis preferencias a la hora de vestir. Además dedica mucho tiempo a conocer las nuevas tendencias y de esa forma siempre acierta con sus propuestas respetando mi gusto y estilo.  El vestido en cuestión era cómodo, ligero, fácil de llevar (pese a su media cola/capa) y creo que fue la decisión fue más que acertada.

Para complementarlo, optamos por un clutch de Yliana Yépez, zapatos de tacón alto y plataforma de Úrsula Mascaró y debo reconocer que no soy mucho de plataformas pero como no se veían prefería aprovechar esos centímetros de más que da este tipo de calzado y sin duda, lo cómodos que resultan. En cuanto a las joyas que llevé, todas firmadas por Tous, estaban compuestas por una maravillosa pulsera esclava de oro 18k y turmalinas rosas, pendientes a juego y sortija de oro rosa con bisel de diamantes y turmalinas.

En cuanto al peinado y maquillaje, me decanté por un moño pulido bajo con raya al medio, tan regio como sencillo y maquillaje en colores muy neutros con toques de sombra berenjena que me hice yo 😉

Y para acabar la noche, solté las plataformas que cambié por unos espartos de colores que repartieron los novios y no paramos de bailar con el grupo Vitamina, el mismo que amenizó mi boda y que  me trajo hermosos recuerdos, hasta que la música se acabó.

En el próximo post os escribiré de los looks elegidos para mis jornadas de playa. ¿Os apetece verlos?

Besos,

Virginia.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer