Pon tu piel a punto para los primeros rayos de sol

Si tienes previsto un viaje, como es mi caso, o vas a exponer tu piel al sol debemos seguir varios consejos. Los profesionales recomiendan comenzar a prepararla antes que la maleta, así que aquí van algunos que estoy llevando a cabo.

Consejos sobre cómo preparar la piel para las primeras exposiciones al sol:

-Exfoliación
Lo primero que debes hacer para que tu piel esté perfecta al llegar a la playa o al tomar rayos UVA es exfoliarla. Limpiar y eliminar todas aquellas impurezas a las que está sometida a diario, sobre todo en el invierno. Es verdad que por el frío no le prestamos la atención que deberíamos y además la llevamos casi siempre tapada.

Yo uso un scrub de So Naughty que compro en mi centro de bronceado, pero también podéis preparar el vuestro propio con azúcar, miel o simplemente sal gorda. Se aplica de forma homogénea en todo tu cuerpo. Lo importante es que te deshagas de las células muertas y dejes espacio para la piel nueva. Puedes usar un guante o un cepillo porque además, reactiva la circulación de la sangre permitiendo más oxígeno para la piel.

-Hidratación
Después de una buena exfoliación toca hidratar bien la piel. Con los poros ya abiertos, la piel recibe mejor los beneficios de los productos que elijamos. Para la cara conviene usar una hidratante según el tipo de piel que la proteja de las agresiones externas como el sol, la arena, el viento, etc. Debe quedar fresca, hidratada y llena de luz. Lo importante es que hidrate la dermis en profundidad, le aporten suavidad y luminosidad y continúen con la limpieza previa.

-Alimentación
Los alimentos ricos en betacarotenos son los ideales en este caso: tomates y zanahorias son los más recomendables. Estimulan la síntesis de melanina y te ayudan a conseguir un bronceado más rápido y uniforme. Yo tomo un complejo vitamínico que me protege la piel de dentro a afuera además de ser ideal para el cabello y las uñas que se llama Carevit Antiox. Así consigo el aporte extra de vitaminas para mi bronceado. Aunque también puedes conseguir este aporte de manera natural con pescado azul y aceites esenciales, pero siempre es más lento…

Ya escribí un post sobre los zumos naturales donde explico las vitaminas que nos aportan.

Para terminar con mi preparación, suelo tomar sesiones de rayos UVA en los centros de bronceado Solē, la fábrica del sol. Siempre te asesoran y explican lo importante que es adquirir ciertos hábitos saludables ante las primeras exposiciones al sol, y aunque yo tengo un tono de piel alto, debo de tomarlas igualmente.

Empecé por sesiones cortitas de manera más continuada y ya voy por sesiones de mantenimiento. Además, con los tubos de colágeno y vitaminas siento la piel menos reseca y con un brillo increíble. Yo no tomo el sol en la cara ya que me salen manchas y con los tratamientos que me he estado haciendo en invierno tengo la piel blanca y limpia, aunque es cierto que cuando veo fotos de verano echo en falta un poco de tono…?

Tanto para tomar el sol natural como rayos UVA, incluso cuando hago deporte al aire libre, utilizo algún producto con un SPF de 50, así protejo la piel de las manchas y de las incidencias solares. Ahora que empieza a mejorar el tiempo, os dejo otro link con mi post de ejercicios al aire libre que siempre se agradece el aporte de vitamina D.

La verdad es que, como siempre os digo, todo suma y siguiendo estos consejos vais a tener la piel lista ante las primeras exposiciones al sol, que aunque ayer estaba nevando en media España… ¡¡la primavera está apunto de llegar!!

Espero que os hayan gustado los consejos, pronto os contaré mi viaje y seguiré subiendo más consejos para sentirse bien.

Besos

Virginia

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer