Falsos mitos sobre los hidratos de carbono

Empezamos el año retomando uno de mis temas favoritos, ¡la nutrición! En mi afán por encontrar en la alimentación de toda la familia alimentos sanos y variados, sin renunciar a platos sabrosos y apetecibles por degustar, me topo con los hidratos de carbono. ¿Sí o no? ¿Cuando incluirlos? ¿Todos los hidratos engordan?

Cuando escuchamos ”carbohidratos” o lo que es lo mismo ”hidratos de carbono” (también llamados glúcidos o azúcares) siempre lo relacionamos con la ganancia de peso porque lo componen alimentos que, por lo general, nos encantan: pasta, papas, pan, arroz… entre otros. Quiere decir que si queremos perder peso, lo primero que también se nos viene a la cabeza es la idea de eliminar o disminuir el consumo de los mismos y por lo general caemos en un error porque los hidratos de carbono son macronutrientes que tienen como función aportar la energía necesaria al organismo de manera inmediata para llevar a cabo tareas físicas presentes en nuestro día a día. Es decir, son las “gasolina” que nos va a dar la fuerza para movernos, pensar y estar enérgicos. No podemos olvidar nunca que este tipo de alimentos son la base de la pirámide alimenticia, de ahí la importancia de su consumo diario en adecuadas proporciones.

Pero el tema de los hidratos es más complejo de lo que parece porque no todos pertenecen a un mismo grupo; los hay de:

– Asimilación rápida como la glucosa, la fructosa y la lactosa, entre otros.

– Asimilación lenta como almidones o féculas, tales como las legumbres, patatas y cereales, entre otros.

cesta_verdura_fruta_t

Por eso es importante conocer la cualidad de cada tipo para incorporarlos en nuestra dieta diaria de manera inteligente. Hay que adaptar el consumo de los hidratos al tipo de actividad que realizamos o a nuestro estilo de vida. Por ejemplo, no pueden ingerir las mismas cantidades un deportista que tiene un gasto energético importante y que realiza una actividad física que una persona sedentaria.

Los hidratos de carbono están presentes en los cereales, ideales para las personas muy activas o que van a realizar ejercicio físico. Los encontramos también en el pan y este es uno de los alimentos que más se suprimen en las dietas de adelgazamiento. No debemos olvidar que la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que se consuman 250 gramos de pan al día. También están presentes en las pastas, ideales para acompañar las carnes magras, en el azúcar como el de caña, remolacha, miel o melaza y aporta gran cantidad de energía; también los encontramos en frutas y verduras ya que estas son aportan fructosa y es de los alimentos que menos cantidad de hidratos de carbono poseen, están presentes en las legumbres como las judías o garbanzos y en los tubérculos y raíces como la patata.

Personalmente, me declaro fan de los hidratos de carbono en su versión integral porque al contener mucha fibra, es perfecto para mantener un buen funcionamiento intestinal, además de la saciedad que producen.

Me gustaría dejar claro que en todos mis post relacionados con la alimentación os cuento mi manera particular de vivir la vida, en definitiva, mi eslogan; ”Sentirse bien”…
Respeto profundamente a los profesionales de este área y lo que os plasmo en mis posts son opciones que me han funcionado a lo largo de mi vida, por eso también os recomiendo que para cambios en patrones de alimentación de manera severa o personalizada, lo ideal es acudir a dichos profesionales.

Actualmente en el mercado existen muchas opciones que nos permiten ingerir los hidratos de carbono de forma sana y ligera. Os he hecho un recopilatorio de los productos estrella que son de consumo habitual en mi hogar y que me aseguran una alimentación de calidad.  Espero que os guste.

Pasta orgánica de guisantes, lentejas o garbanzos. Ideal como acompañamiento de carnes o para comer con una deliciosa salsa y un poco de queso.

La versión espagueti de calabaza, arroz y jengibre, o los de quinoa con tomate. Son riquísimos.

Están la quinoa y el bulgur, cuya preparación es tan sencilla como la de un arroz y es un acompañamiento ideal para carnes, pescados o en ensaladas.

Las ya conocidas tortitas de arroz o quinoa, ideales para media mañana como tentempié o para el desayuno con pavo y queso.

Besos,

Virginia

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer