Ahora sí, se acabó la Navidad…

¡Hasta que por fin pude sentarme a escribir! Vamos, que llevo todo el día intentándolo y no había podido. Son las 11 de la noche y me acabo de sentar. Lunes de resaca, después de tantos días sin estrés de horarios.

Hoy lo primero fue el despertador a las 7 de la mañana y la vuelta al cole. A los niños les costó un montón, y para rematar un día de lluvia y frío. Salimos de casa y todavía era de noche (horrible), luego tocó poner la casa en orden, quitar la Navidad, organizar los regalos de los peques, hacer la compra con una lista de buenas intenciones… (jajaja) Mucha fruta, verdura, pescado. Y también tenía que empezar a entrenar, normalmente no corto el entrenamiento radicalmente, pero en estas navidades como me puse tan malita, tenía varios días sin hacer nada y hoy no había más excusas. Así que antes de salir de casa me puse en marcha y por lo menos comencé con mi carrerita y un buen estiramiento, algo es algo. Uno de los propósitos que están en mi lista de todos los comienzos de año tiene que ver con el deporte. Me gusta tener algún objetivo, metas, y hasta otro tipo de ejercicios… pero dedicaré otro post para contarles lo que tengo pensado este año. ¡Que me lío y me voy del tema!…

Vamos, que un día de locos, y ahora que ya tengo a los niños en la cama, después de duchas, deberes, cenas… quería compartir con vosotros como había sido el final de las vacaciones. Después de recuperarme y tomarme los antibióticos correspondientes, nos fuimos a Córdoba, que este año Manuel dio las campanadas en Canal Sur y allí recibimos el año, de una manera diferente y también especial. Tenemos unos grandes amigos que decidieron venirse a compartir con nosotros, y al final éramos 15. Cenamos y nos fuimos a tomar las uvas a la plaza de las Tendillas. Siempre hay una primera vez, y la verdad es que tanto los niños como los adultos disfrutamos mucho.

El día 1 lo aprovechamos para pasear y conocer la ciudad. Ya de vuelta a casa, nos vinimos al campo con otros amigos, e hicimos planes de barbacoa. Pasamos un día de campo precioso entre amigos y con muchos niños.☺

Unos días ideales para comenzar el año con ganas e ilusión. Disfrutamos de la cabalgata de Reyes y de una noche mágica, tanto para ellos como para nosotros, y fue el colofón para empezar con las energías renovadas y un nuevo año en el que tengo muchas ideas que compartir con vosotr@s.

Besitos fuertes y lo mejor para este 2018.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer