‘Look’ Marsala para una noche inolvidable

¡Hola a todos!

El pasado viernes acudí como invitada a los premios Escaparate 2017. El evento se realizó en un marco inigualable: El Palacio Las Dueñas.

Nunca había estado allí, así que no había tenido el enorme placer de visitarlo y solo puedo decir que me quedé maravillada y enamorada de sus jardines, patios y el entorno en general que le rodea.

Para los que no lo conocen, el Palacio Las Dueñas está situado en Sevilla y es una fantástica edificación construida entre los siglos XV y XVI. Originalmente fue una casa-palacio que pertenecía a los señores de casa Bermeja, quienes constituían uno de los linajes del patriciado de Sevilla y desde el año 1612 pertenece a la Casa de Alba. En la actualidad está abierto al público y para muchos turistas es una visita obligada. Por mi parte, os lo recomiendo sin lugar a dudas. Para turistas o no, merece la pena verlo.

La noche no pudo ser más entrañable, divertida y también emocionante, sobre todo por el momento político que estamos viviendo en España actualmente. Se hizo la entrega de premios a diversas personalidades a quienes también desde aquí doy mi enhorabuena.

Al evento acudí con mis grandes amigos y profesionales Rosa Tous y Jorge Outerello, quienes me arroparon y compartieron conmigo una noche inolvidable. La mayoría de este tipo de eventos tienen lugar en Madrid, así que el hecho de poder estar en Sevilla, cerca de casa, me hacía sentir muy en familia y a gusto.

Para la ocasión, la invitación marcaba traje de etiqueta y tocado de flores. Debo reconocer que me encanta llevar tocados y adornos en la cabeza, pero no me resultó una tarea fácil encajar el traje con el tocado esta vez, con lo cual fue un poco quebradero de cabeza. También porque no había parado de viajar en toda la semana y estaba francamente agotada, pero gracias a mi amiga y estilista Ana Gill, quien escogió para mi algunos vestidos que me probé uno a uno, finalmente me decanté por uno maravilloso de corte palabra de honor en color rojo marsala de la firma Basaldúa, cuya directora creativa es Isabel Goiri.

Creo que finalmente fue la mejor elección que pude hacer porque me sentí francamente mimetizada con el entorno. El tocado es una diadema compuesta por rosas negras de Nana Golmar y es sencillamente espectacular.

En cuanto a peluquería y maquillaje, me puse en manos de Fran Alonso para GHD, que siempre está donde yo esté, y acierta con todo lo que me propone, además de lo cómoda y agradable que me sentía de poder arreglarme en casa.  Como quería darle todo el protagonismo al vestido y al tocado, nos decantamos por un peinado extra liso con raya al medio y maquillaje nude o efecto “cara lavada”, muy de moda últimamente y que consiste en sacar el mayor partido a nuestro rostro sin que se perciba el maquillaje. Como únicas joyas me acompañaron unos pequeños pendientes de brillantes y un anillo de Tous, no creí que para el look fuera necesario ninguna joya más.

En cuanto a los complementos, llevé unos zapatos de taconazo, muy cómodos por cierto por la plataforma, que me dieron altura, firmados por Úrsula Mascaró y un clutch de terciopelo negro de Tous.

Fue una noche maravillosa y me sentí muy privilegiada de haber podido estar allí, y es que definitivamente… Sevilla tiene un color especial.

Besos,

Virginia.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer