Manos y pies siempre cuidados

¡Hola! Espero que estéis disfrutando de los últimos días de agosto y si seguís de vacaciones, las estéis aprovechando al máximo. Yo hoy os traigo un post sobre el cuidado de las manos y pies, dos partes importantísimas de nuestro cuerpo.

Me encanta mimar mis pies, ya que son los cimientos de nuestro cuerpo. Durante el día soportan la carga de nuestro cuerpo y, en ocasiones, los sometemos a zapatos ajustados y tacones de vértigo. Las manos, por su parte, muestran el paso de los años y son nuestra mejor carta de presentación.

En Venezuela les damos mucha importancia y existe toda una tradición en torno al cuidado de manos y pies. Por ello, desde pequeñas disfrutamos de auténticas sesiones de belleza. Mi primera experiencia fue cuando apenas tenía 13 años y fui con mi mamá a un salón para hacerme la manicura y pedicura. Guardo un recuerdo precioso de aquel día.

Desde entonces, siempre que visito mi país reservo un día para ir con mi mamá y mi hermana a hacernos la manicura y pedicura juntas. A veces en el salón de belleza, otras en casa. Nos reunimos y pasamos un rato divertido tomando café y té en familia o con amigas.

Es todo un ritual que mantengo en España. Normalmente, una vez por semana me hago las manos y a cada 15 días los pies. Sobre todo en verano que llevamos sandalias. Ya tocaba, así que disfruté de una maravillosa sesión en el salón Le Petit Milkandroses de Marbella.

Comenzamos con el limado y retirada de cutículas. Así le damos forma a la uña y las preparamos para el esmaltado.

El momento clave para mí es la elección del esmalte, ya que me gustan todos ¡y nunca sé cuál elegir! Me gustan los colores atrevidos, pero luego no soy capaz de ponérmelos,  solo los veo en las demás pero no en mi y al final tengo mis preferidos y no cambio mucho. Tras ver toda la paleta de colores, al final opté por un tono nude para mis manos y un color rojo pasión para mis pies de la marca italiana Fedua. Suelo utilizar los tonos tierra, nude, rojos… y no me suelo atrever con colores llamativos como azules o verdes. Sin embargo, para el invierno, ¡me fascina el color vino!

La marca Fedua cuenta con una gama de esmaltado permanente con unos colores preciosos que proporcionan un brillo duradero que se mantiene como el primer día durante mucho tiempo. No los había probado antes y me sorprendió gratamente su resultado.

Normalmente, en verano y en épocas de eventos opto por los esmaltes de larga duración para evitar preocuparme continuamente por el estado de mis uñas. En invierno, prefiero descansar las uñas y no aplicar esmalte. Tan solo limo y me aplico un poco de aceite para proporcionar suavidad e hidratación.

Tras el esmaltado, llega mi momento preferido: el peeling y el masaje. No hay mayor placer que un buen masaje en pies y manos. Me relaja tanto… Sumado a los múltiples beneficios para nuestro cuerpo, ya que nos alivia de forma inmediata y mejora la circulación.

Por su parte, el peeling elimina las células muertas y deja la piel con un tacto suave y muy agradable. Un paso que no debemos saltarnos si queremos mantener la juventud de nuestras manos. En Le Petit Milkandroses también aplican una manteca de karité muy agradable y de ricos olores orientales que deja las manos supersedosas.

¡Y listo! Manos y pies ideales para lucirlos en la playa, en eventos, con tus sandalias mas cómodas o tus zapatos preferidos.

Mmmm… ¡Cuánto relax y bienestar! ¡Preparada para seguir disfrutando del día!

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer