Mis rutinas de entrenamiento para estar en forma

¡Feliz viernes a todos! ¿Qué tal os ha ido la semana? La mía sin parar pero muy feliz.

Como ya sabéis el deporte forma parte esencial de mi vida y de la de mi familia porque al final, los hábitos que tengamos los padres se trasmiten por vía de contagio a los hijos, por lo tanto es importante asegurarnos de dar ejemplos de estilos de vida que sean saludables tanto para su cuerpo como para su mente.

Sé que es difícil practicar deporte a diario por muchos motivos: los niños, los recados, el trabajo, los compromisos, los preparativos para algo, el supermercado, la casa, las comidas, los deberes de los niños, etc (justificaciones podría daros mil) y no cabe duda que sencillamente a veces ¡no apetece! El cuerpo está en modo vago. Por supuesto, no soy la excepción, me pasa que muchas veces tengo pereza, no tengo ganas y comienzo una batalla campal entre mi cuerpo -el perezoso-, que me dice “pasa hoy de hacer deporte” y mi otro cuerpo, el disciplinado que me dice “¡Venga, arriba, a por ello!”

Pero lo bueno de establecer rutinas y disciplinas es que la mayoría de las veces siempre gana la lucha el cuerpo disciplinado. A través de los años esos hábitos y rutinas ya son parte de tu día a día y echas de menos cuando no puedes hacerlo. Es muy importante también la práctica del deporte acompañada, en mi caso, Manuel y yo casi siempre entrenamos juntos y nos vamos animando mutuamente o también un entrenador que además de guiarte y orientarte en los ejercicios de forma profesional y personalizada te anima y te “obliga” por decirlo de alguna manera a dar el 200% de ti. Lo importante de todo, al fin y al cabo, es mantenerte en movimiento, evitar el sedentarismo, ¡y sentirnos bien!

El participar en la maratón de NY fue una experiencia única e inolvidable, tanto así que tenía el firme propósito de participar también en la celebrada en Londres, por varios motivos no ha podido ser este año pero me queda como asignatura pendiente para el que viene, así que yo sigo entrenándome para ello a fondo.

Ya en otro post os he presentado a mi amigo y entrenador Chiqui con quien además de compartir duras sesiones de trabajo muscular también hay risas y sobre todo mucho entusiasmo. Esta vez el entrenamiento lo hemos hecho en el interior, dentro del gimnasio; cambiar de escenarios es indispensable para no aburrirse, así mismo variar los ejercicios es necesario para obtener resultados diferentes.

El tipo de trabajo que hicimos fue un trabajo con poleas de diferentes alturas y con diferentes tipos de agarres. El trabajo con poleas nos permite realizar el ejercicio en sus dos direcciones, en la parte concéntrica (contraer la musculatura) y en la parte excéntrica (estirar o retener la musculatura).

La tabla que llevamos a cabo en este entrenamiento indoor ha sido la siguiente:

TREN SUPERIOR

1. Press de pecho con barra de pie

2017-04-27-photo-00000279

2. Press de hombros sentada en fitball

2017-04-27-photo-00000280

3. Remo con barra en posición de sentadilla isométrica

2017-04-27-photo-00000281

TREN INFERIOR

1. Sentadilla sobre bosu con cinturón lastrado

2017-04-27-photo-00000282

2. Zancada hacia delante con cinturón lastrado a base inestable

2017-04-27-photo-00000283

CORE

1. Giros de cadera

2017-04-27-photo-00000284

2. Tirones de polea alta con giro de cadera en diagonal

2017-04-27-photo-00000285

3. Plancha lateral con flexo-extensión de rodilla

2017-04-27-photo-00000286

Muchas veces he oído la expresión “operación biquini” y cuál es el momento ideal del año para empezarla y solo puedo decirles una frase que leí  una vez y me encantó: “el cuerpo del verano se construye durante muchos inviernos” y no me cabe la menor duda de ello. Los milagros no existen, no hay resultados sin sacrificios pero también he de decir que el cuerpo es muy agradecido y tiene memoria, si te entrenas con regularidad durante toda tu vida (como en mi caso que comencé desde muy jovencita, incluso mucho antes de conocer a Manuel yo era ya asidua a mi gimnasio) y llevas una dieta sana y equilibrada ya tienes la batalla de la balanza y la salud ganada, eso sí, sin obsesiones ni restricciones porque la vida hay que vivirla, saber compensar es la clave.

Espero que os haya servido de algo mi post de hoy y os invito a MOVERSE, no importa dónde ni cuándo ni cuánto, ¡pero mover el esqueleto nos hace felices!

Besos grandes,

Vir

Responder a Elena Cancelar respuesta

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer