Los tuyos, los míos… los nuestros

Ya sabéis que me gusta hablar en mis post sobre muchas cosas, pero que en el fondo todo nos lleva a un mismo objetivo, sentirse bien.

Hay un tema que considero muy importante en la actualidad y es que cada día es más común encontrarnos con familias ensambladas, o lo que es lo mismo, con matrimonios nuevos que aportan a la relación hijos, bien sea de una parte, de otra o de los dos…

Y no es fácil, o así lo considero yo, aunque por mi experiencia he tenido mucha suerte hay momentos en los que debemos aplicar el sentido común. He indagado, leído y he aprendido mucho sobre este tema y lo que me queda por aprender… por eso quiero compartirlo con vosotr@s y saber vuestra opinión e intentar aportar mi granito de arena.

3

El diálogo, el respeto, la tolerancia y la comprensión son una base fundamental, no es una situación fácil de entrada pero la actitud de los adultos implicados será fundamental en el éxito de la relación.

Tratar la situación con total naturalidad y que lleve siempre implícito el afecto, si el caso es que los hijos los aporta tu pareja, siempre hay que pensar que podría ser al contrario y qué queremos para nuestros hijos siempre lo mejor, que los respeten, que les den cariño, que los comprendan, por eso es importante ponerse del lado contrario para actuar con más razón o por lo menos intentar hacerlo de la mejor manera.

Asumir los conflictos (que siempre los va a haber) como parte de la convivencia y del crecimiento de la familia, debemos evitar las encrucijadas y los enfrentamientos con nuestra pareja delante de los niños, nunca deben saber, ni sentir que son capaces de desestabilizar vuestra relación. Entender a la pareja es también tarea y obligación de la parte que aporta esos hijos a la relación.

1

Los hijos de tu pareja muchas veces te verán como una “intrusa” pero es normal, realmente lo eres para ellos, así que la paciencia y el respeto tiene que cobrar más sentido en este punto.

La relación de los hijos de tu pareja o de los tuyos con los que tengamos en común  a veces se dificulta por los celos (sobre todo si alguno de ellos no vive en el conjunto familiar normalmente) con lo cual hay que hacer hincapié en el trato por igual a todos y, lo más importante, aplicar los mismos criterios de educación y exigencias para unos y para otros.

Aunque si la relación no es sana y positiva siempre se puede acudir a profesionales que te pueden ayudar a reorganizar la familia.

2

Todas las edades son complicadas, pero esa adolescencia tan temida por todos en nuestros hijos, pues imagínense en estas familias ensambladas… Pero hay una cosa que nunca debemos olvidar, nosotros somos los adultos, en teoría los que debemos ser capaces de controlar la situación.

Así que ánimo y a luchar por ser mejor cada día e intentar siempre sentirnos bien con nosotros mismos.

¡¡¡Besos Grandes!!!

Virginia

  • Excelente intervención Virginia. Esta màs que demostrado que en cualquier relación la clave del éxito, si es que se puede hablar de “clave” o “formula” es el respeto y el amor.Un fuerte abrazo desde Caracas.

  • Hola, yo llevo 3 años con un chico que tiene un hijo de su anterior relación y la verdad que no me puedo quejar, pero lo más importante es dar mucho amor y respeto, siempre desde nuestro lugar (nosotras no somos sus madres). Importante y mucho la implicación de la persona que aporta el hijo a la nueva relación que no debe confundirse con tu papel hacia su hij@. Cabe decir que al inicio de mi relación fue un tema duro porque me echaba para atrás el tema (miedos,inexperiencia) pero lo que empezó siendo un “impedimento” ahora juega un papel a su favor, ya que veo su faceta como padre y eso me enamora cada día más. Conocerlo en todas las facetas, también es importante. Un Saludo. Veronica

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer