Nostalgia navideña

Llegada esta época afloran muchos sentimientos, emociones, sensaciones de nostalgia… Y siempre comienzo a hacer un resumen del año con sus cosas buenas (y otras no tan buenas), pero que nos pueden servir para crecer y mejorarnos como personas.

1

Esa frase que siempre me decía mi madre y que yo les repito tanto a mis niños cuando me intentaba explicar una situación que no me convenía, y yo por supuesto no quería ni escuchar, y si lo hacía, era yo la que tenía la razón :), y era: “Ojalá pudiera dejarte de herencia la experiencia”. Pero eso es imposible, y hoy en día me identifico tanto con ella… Jajaja. 

Es ahora cuando estamos tan lejos, y ya con mis hijos en edades que comienzan a ser más complicadas, cuando dedico mucho tiempo a indagar y leer sobre la educación de los más pequeños, porque no existe ningún manual para los padres, y las relaciones entre padres e hijos son tan personales e íntimas que sería falso pensar que todos los niños van a reaccionar de igual manera ante situaciones similares…

Pero os animo a leer y a buscar las repuestas a muchas preguntas, porque nos pueden servir para entenderles mejor, e intentar dotarles de herramientas para afrontar su vida, porque aunque queramos vivirla por ellos para que no sufran, es imposible. Ellos solos deben aprender a afrontar y a resolver sus dificultades.

En este post me gustaría hablar de cómo podemos ayudar a los hijos a reconocer y afrontar sus sentimientos. Y es que, hay una relación directa entre lo que siente un niño y cómo se comporta, y a través de su actitud podemos escuchar alarmas.

2

Los niños necesitan que sus sentimientos sean aceptados y respetados. Muchas veces, a pesar de tener sus necesidades cubiertas, e incluso de poder gozar de privilegios y lujos, no están del todo cómodos o conformes; porque basta que les salga algo mal en el colegio, un amigo les dé una mala contestación, un profesor les riña o surja un conflicto con algún compañero/a… para ellos es una verdadera tragedia porque, al fin y al cabo, son sólo eso, niños. Y es ahí donde debemos aprender a escuchar y comprender que, aunque para nosotros los adultos su problema es una tontería, para ellos es todo un mundo.

Por esta razón intento que mis hijos hablen mucho, que me cuenten sus cosas, que respondan a mis preguntas… Porque a través de su sentir canalizo cada una de sus  emociones (rabia, tristeza, frustración…).  Intento partir siempre de la base de la tolerancia, respeto y empatía. Las típicas frases tales como: “Valórate y quiérete mucho3”, “no hagas lo que no te gustaría que te hicieran”, “no menosprecies a ningún compañero”, “trata a los demás con respeto y educación” son una constante en mi hogar.

Creo que es necesario inculcar esos valores a los niños, ya que en la actualidad oímos, e incluso vemos, muchos casos de discriminación o exclusión social entre los mismos niños, y cada vez desde edades más tempranas. Y no debemos permitirlo.

Es imprescindible hablar con los hijos sin juzgarlos, sin reprochar sus conductas, y siempre desde el refuerzo positivo. Hay que hacerles ver sus fallos y las consecuencias de sus acciones, y recordar que debemos dejarles un margen de error. ¡No son perfectos!

4

Los adolescentes, por ejemplo, en la mayoría de los casos, suelen bajar su rendimiento académico porque no son capaces de centrar toda su atención en los asuntos del colegio como antes, sino en las cosas típicas de su edad (el/la chico/a que Le gusta, la ropa que llevará a la fiesta, los amigos, el conflicto con su amiga/o…). Y para los padres resulta alarmante y angustioso ver esos cambios de humor, esos altibajos emocionales, esa necesidad de aislarse en su mundo, esa rebeldía que les acompaña… pero debemos pensar que todo ello es un proceso normal que todos hemos pasado con el fin de reforzarnos como personas, y con la simple necesidad de abandonar el mundo infantil para entrarnos en el adulto.

Creo que es de suma importancia estar muy atentos a sus amistades, a sus conversaciones vía chat/móviles/mail, y en cierta forma vigilar sus acciones (aun cuando a veces y de forma silenciosa debamos invadir su intimidad), porque mantenernos en la realidad hace que tomemos medidas ante actitudes o acciones inapropiadas y evitemos problemas futuros.

No olvidemos que los niños hasta que se reafirman como adultos y se vuelven maduros necesitan que guiemos su camino, y aunque nos consideren pesados y fastidiosos, nadie dijo que sería fácil. Pero si hemos emprendido esta aventura de ser padres, lo mejor es hacerlo de forma comprometida y responsable.

De todo lo que he leído, me quedo con la frase “educar es poner límites”, y siempre debemos predicar con el ejemplo. Los niños nos imitan, nos copian, somos – junto con los maestros – sus referentes, y por tanto, debemos asegurarnos de intentar ser correctos y responsables en todos los ámbitos de nuestra vida, porque es lo que ellos van a reproducir.

3

Este tema es tan bonito, pero tan extenso y complejo que no quiero aburrirles. Hasta aquí por hoy…

Ahora llegan las tan esperadas vacaciones de Navidad ¡y por supuesto toca disfrutar con ellos al máximo!

Gracias por acompañarme como siempre.

Nos vemos pronto.

  • La educación es muy importante de todo respectar. A todos aunque algunas veces tenemos mal día o algo pero después se nos pasa
    Tranquila que no no aburres
    A ver si la semana que viene nos haces un blog de los 4 de ese amor que tenéis entre los 4*
    Un besazo
    Te queremos Virginia

  • Bravo Virginia!!! Excelente, muy acertadas las inteligentes valoraciones que expresas en este resumen. Como venezolana, me encanta que seas una digna, y muy competente madre, criando y educando hijos españoles con arraigo venezolano. Dios te Bendiga, Guie y Proteja siempre tu hogar, con salud, armonía y prosperidad en unión de tu querido Manuel y preciosos hijos.

  • Un tema muy apropiado para todas las que tenemos niños con adolescentes en esta edad tan complicada y a la vez tan maravillosa…Me encanta la variedad de tu blog!! Besos

  • Hola Virginia, lo has explicado todo muy bien.
    Desde luego q los hijos hay q estar muy pendiente dejando su espacio pero sin perder la guardia.buen fin de semana

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer