hola.com

 

“MI PROPIA TIA QUISO PROSTITUIRME”

Me llamo Andrea tengo 21 años, soy de Nigeria, llegué a España hace cuatro años y soy una chica joven con un hijo pequeño de casi tres años. Yo tendría que haber ido a la universidad en Nigeria pero mi madre me dijo que no, que tenía que ir a España a buscarme la vida.

Viajé durante semanas andando, en bici, en autobús, en varios coches y cuando llegué a Marruecos me metieron en el hueco del volante de un autobús porque tenía el cuerpo muy pequeño y allí me oculté hasta llegar a España.

Cuando llegue a Ceuta fui a la policía para pedir ayuda y es que no viajaba a España para estudiar como le dijo mi tía a mi madre, sino que era para prostituirme y pagarle mil euros a mi tía de una deuda. ¡La hermana de mi madre quería prostituirme! No podía ni creerlo.

La Policía de Ceuta, una vez allí, me hizo pruebas médicas para ver si tenía alguna infección, después me dijeron que no podía regresar a mi país porque era menor para viajar hasta allí sola, así que me llevaron a un centro de menores en Ceuta. Allí conocí al padre de mi bebé. El estaba alojado en otro centro de acogida más grande cerca del mío, pero de adultos.

El director del centro de menores de Ceuta me ayudó llevándome a la policía local y denunciando que mi tía me estaba persiguiendo para prostituirme, así que me mandaron a un centro de menores aquí, en Madrid. Allí me encontraron las amigas de mi tía una vez más, me perseguían por todas partes para prostituirme y darles dinero, así que la policía me tuvo que mandar a Salamanca por protección y alojarme en otra casa de acogida.

El embarazo lo pasé la mitad entre Ceuta y Madrid. Di a luz en Madrid y después de eso fue cuando me mandaron a Salamanca por lo de mi tía.En Salamanca estuve dos años con mi hijo, vivía escondida para que no me localizara nadie. Busqué empleo para ganar algo de dinero, pero sin experiencia ni papeles en una ciudad pequeña …no me contrataban en ningún lugar.

Cobraba la renta mínima, así que con ese dinero cogí un autobús y volví a Madrid de nuevo tras dos años sin encontrar una oportunidad laboral.

Cuando llegué a Madrid por segunda vez primero me aloje en una casa de una mujer de Guinea pero se quejaba de que no le pagaba nada (no tenia dinero), así q me acogió otra mujer conocida mía nigeriana.

Con esta mujer conviví y unos días después de estar en su casa me reclamaba dinero por el alojamiento, tampoco a ella podía pagarle, además esta mujer también agredió a mi hijo, así que decidí marcharme y me puse a pedir dinero en la calle.

En la iglesia que se llama “Abriendo los Cielos” me ayudaron mucho y me llevaron a Fundación Madrina.

Ahora me siento mucho mejor, y mi hijo se siente libre, antes no me soltaba porque aún le duraba el susto de la agresión física de la señora nigeriana que nos alojó. Ahora juega y ya no tiene miedo de nada. En Fundación madrina estamos atendidos y no nos hace falta nada. Estoy muy agradecida.

-¿Sabes algo del padre tu hijo?

Mi ex pareja, en cuanto se enteró de que estaba embarazada se fue de su centro de acogida para adultos en Ceuta y huyó hacia Alemania. El me dijo que no quería tener un hijo sin dinero y otras muchas excusas.

La familia de mi ex pareja me ha llamado y presionado para quedarse con mi hijo pero ¡jamás voy a permitir que me lo quiten!. ¡No podría soportarlo!.Se lo llevarían con ellos y seguro que lo maltratarían en mi país, ¡esto no voy a permitirlo nunca! ¡Es mío y nadie me lo va a quitar!. Tampoco es una opción para mandárselo a mi madre a Nigeria, no quiero que cuando vuelva a ver a mi hijo no me llame “mama”. Le llamará así a mi mamá, (su abuela) y esto no puede ocurrir. Algún día volveremos los dos juntos a Nigeria, mi hijo y yo. Y entonces veremos a mi familia.

-¿Qué le dirías a las madres que estén en una situación similar a la tuya?

Que tienen que ser fuertes pase lo que pase, y que siempre piensen en sus hijos, esto les va a dar mucha alegría. Si están tristes que piensen en sus hijos esto les dará valor. A las mujeres que son maltratadas les diría que un día se armen de valor y que hagan como si se fueran a trabajar o hacer un recado, que cojan a su hijo y vayan a la policía, solamente así podrán ser libres, si no, su conciencia nunca se va a quedar tranquila.

-¿Qué te gustaría hacer en el futuro?

Quiero montar un pequeño negocio y luego quiero volver a Nigeria para estudiar moda y diseñar mis propios diseños. Luego me gustaría tener mi pequeño negocio allí, como una tienda. Importaría diseños españoles a África, y exportaría diseños africanos a España, eso es en lo que me gustaría trabajar.
A mi hijo lo voy a llevar al mejor colegio de Nigeria, que aprenda idiomas y que sea libre y feliz para hacer lo que el quiera. Que viaje por todo el mundo con la mejor formación.

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *