hola.com

 

agosto, 2018


30
agosto 18

HISTORIA DE UNA GUERRERA

  • Maria Mónica llegó a Fundacion Madrina el año pasado embarazada de siete meses.Se vio sola en la estación de Atocha, en Madrid, con unas pocas monedas en el bolsillo y sin tener donde ir. Ella viajó sola desde Colombia buscando una vida mejor para ella y su bebé, como tantas otras madres que vienen a nuestro país buscando el mismo sueño.
    Al principio le atendieron en una parroquia, luego en el Samur Social y de ahí nos la trajeron a Fundación Madrina, donde comenzó su proceso de sanción .
    Fue alojada en uno de nuestros pisos de acogida junto a más madres en su misma situación. Maria Mónica no volvería a estar  sola nunca más.
    Le trataron médicos para su embarazo de riesgo.Psicólogos y psiquiatras profesionales de la fundación. Su bebé nació con alguna complicación y le atendieron los especialistas necesarios, pero siempre acompañada de voluntari@s que no la dejaban en estos duros momentos.
    Ahora, madrinas de acompañamiento voluntarias, le cogían de la mano y se emocionaban con ella en el parto. Finalmente el niño no tenía nada grave y hoy en día está fuerte y sano. Se llama Alfonsito y es un bebé precioso.
    Maria Monica ya tiene papeles gracias a los abogados de progestion, abogados profesionales, que le han tramitado todo de forma gratuita.
    En la fundación se le impartió formación en geriatría , limpieza del hogar e informática.
    Maria Mónica ya ha encontrado empleo como auxiliar de limpieza y se pasea así de guapa y ,llena de fuerza, por nuestras instalaciones de la calle Limonero 26 en Madrid.


    El camino aun es largo, pero ella ya está fuerte y segura de sí misma para recorrerlo desde la libertad  y la seguridad siempre con el respaldo de Fundación Madrina.