hola.com

 

Ser “madrina” me ha agrandado el corazón

por Paloma de la Huerta

Hace 5 años que colaboro en Fundación Madrina. Lo que más me gusta es ayudar a las madres, hablar mucho con ellas, darles cariño, acompañarles en los partos y hacer un seguimiento a los bebés.

Con el tiempo he ido cogiendo cariño a todas y he llegado a quererlas como a hijas. Me he dado cuenta que lo que más necesitan es amor porque en general vienen de familias muy desestructuradas, tienen mucha soledad y problemas que nunca podríamos imaginar…

Creo que el papel de “madrina” conlleva mucha responsabilidad. Es una tarea de día a día: hablar, cocinar, llorar, acompañar, aconsejar, enseñar… y tantas cosas que necesitan estas chicas.

Después de muchos años de acompañar y ayudar a tantas mujeres me he dado cuenta de que yo soy la primera beneficiada. Es una tarea gratificante que llena la vida porque se pueden desarrollar las propias cualidades para ayudar a otras personas y compartir los dones que Dios nos ha dado.

Animo a todo el mundo a poner un granito de arena en esta cadena de ayuda mutua y disfrutar de poder impulsar tantas vidas con muy poco de nuestro esfuerzo.

2 comentarios

  1. Paloma, el Señor ha dispuesto de ti, allá donde estés seguirás luchando por esos niños y sus madres, también por los sacerdotes, te queremos, y nos has dejado un gran vacío. Descansa en paz

    • Hola Carmensa. He leído tu comentario y te escribo porque yo conoci a Paloma y sus hermanos en Madrid. Sus padres era muy buenos amigos de los míos. Llevo fuera de Madrid desde el año 82 y había perdido todo contacto con esta familia. Me ha encantado lo que cuenta Paloma. Que labor tan bonita. Era más pequeña y recuerdo más a su hermana Yeni. Tienes algún contacto?

Responder a Carmensa Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.