Yo también pienso en ti, Luz Casal

Un día, hace ya algunos años, escribía para ¡HOLA! -como casi siempre- las memorias de María Félix en su casa de París, cerca de Versalles. Mientras su chofer esperaba sentado en su rolls blanco a que la diosa descendiera, la hermosa dama...Seguir leyendo...