Del cielo caen bolas de fuego

Y no es por asustar a ustedes, Dios me valga, y menos en tiempo de Navidad como es en el que estamos. Pero es que está ocurriendo, y nosotros como si nada, sin dejar de seguir respirando. Vamos a ver. De un hermoso pueblo de la alpujarra...Seguir leyendo...