El viejo y el mar

A Niza, con dolor, que tiene uno de los mares más bonitos del mundo. La mar es la mar, y el viejo soy yo, es más como en la inolvidable obra, tan pequeña pero tan grande, del mismo título que en su día conocí a sus dos protagonistas. Una, a don...Seguir leyendo...