Algo de ti, querido Camilo Sesto

Aunque sé que de esta manera más me voy acercando a ser lo que no quiero ser, que es un ‘maquillador de cadáveres exquisitos’, pero como en mi ya a mis años- que mañana cumplo ochenta y cinco- vivo más de mi memoria de coleccionista de leyendas, que de lo que ha de ser y debe ser mi futuro. Hoy escribo de camilo Sesto, ¿recuerdas que siempre tantas veces  a lo largo de los años, cuando me preguntabas sobre todo en tu casa preciosa de Torrelodones, donde te visite tantas veces?

  • Medina, Tico, que por favor escribas bien mi apellido, que ya sabes que me llamo Blanes, pero el artístico, es, Sesto y no Sexto como alguna vez me poneis y hasta me pronuncias, a ver si no te equivocas, hombre….

Siempre en su sillón de mimbre, con un paisaje cerca de buganvillas tan cerca de la casa de Juan  Pardo, que estos días con motivo de tu adiós, acaba de salir del silencio, ya con la barba  muy blanca. Te veo ahora mismo, con tus ojos claros de niño, tu voz siempre mediterránea, como la de Nino Bravo, o la de aquel Bruno Lomas incluso la de Francisco, ¿recuerdas? y hablábamos de una cosa que yo siempre defendía.

Porque sobre todo, tu es que eres un valiente Camilo, ¿sabes por qué? pues porque cantas lírico en este tiempo en el que lo que se lleva es el rock.

El sonreía, y aceptada, su bufanda blanca al cuello casi siempre, digo yo, que por temor a un enfriamento de lo que es el arma de su combate una garganta prodigiosa, un gusto tremendo, tan elegantemente vestido casi siempre, en la escena, Camilo Blanes, voz de Alcoy a la que una vez llame, la voz de turrón, pero me corrigió, poca gente lo sabe, porque me lo dijo en su casa en esa terraza, en la que debía dar le dije, vasos de orchata de chufa..

  • No sé por qué escribiste, lo de la voz de turrón, aunque debiste de especificar más bien, turron de jijona, aunque tampoco porque yo de donde soy es de Alcoy…

-Bueno, pues entonces podríamos decir, que tienes más moral que el alcoyano, que es una frase deportiva, pero que dice mucho de tu ciudad. Tan artista y artesana, que por hacer hacéis de los mejores zapatos del mundo.

Son las palabras secretas, las confidencias, Camilo Sesto, que ya te has ido de pronto. Casi de un portazo, que ayer por cierto, vi a tu hijo ya en Madrid y te tiene un cierto aire aunque también se parece a su madre…¿sabes?

Camilo en las entrevistas de la tele tiene que haber más de una en los archivos de tres o cuatro canales de aquí y de América, que también fui un día a verte cantar en aquel teatro de Mexico, y luego nos acercamos a la plaza Garibaldi y allí  te cantaron una canción tuya y la gente de la noche mexicana, que es una gente especial, te aplaudió puesta en pie.

¡Que bien cantabas Camilo! que ayer no quise, no quise, no, ir  hasta la Sociedad de Autores, por que ¿sabes lo que pasa?, que acariciar aunque sea de pasada, corriendo como uno más la madera que te cubre, que te envuelve, mejor no, que la última vez que estuve ahí fue cuando se nos fue, el cantaor andaluz, granadino, que ha dejado una saga en pie…

A lo que voy Camilo, que siempre estabas sobre todo para mi casa ¡HOLA! que estos días cumple los setenta y cinco, y que a lo largo de estos últimos cincuenta años, siempre le abriste las puertas de tu casa, cerrada para muchos, a cal y canto, nunca mejor dicho lo de canto. Camilo cincuenta discos cantados, casi todos del propio corazón de tu música, creada por ti, a tu piano, a tu guitarra, portavoz de una época de sentimientos, romántico en un tiempo de guerreros, silencioso, retraído, muchas veces sufriendo de amor, que sabe nadie como a veces digo, Camilo, siempre guardando ese último e íntimo secreto que tú sabes que te lo has llevado, hasta allí donde habrás visto estoy seguro, al hijo del  Padre, aquel Jesucristo que hiciste como nadie en la música… ¡Cuántas parejas de amor! quizá luego de desamor, que al fin y al cabo como siempre, digo, es una forma del amor, se han hecho gracias a ti, mientras bailaban, en los parques públicos, con la pequeña cinta o en los viejos discos de vinilo, que ahora han vuelto a ponerse de moda, incluso yo en cuanto pueda como siempre digo, debo mirar arriba en la buhardilla, donde esta todo mi pasado, que habrá algún disco tuyo, grande, dedicado, siempre con aquella letra grande, y generosa…

Aquel día que te hicieron, hijo predilecto de tu ciudad, tan linda, tu voz como una palmera de tu paisaje, tu voz  como un juego de artificio, pirotécnica, aunque el perfume no era, no es, a pólvora sino a jazmín, a flor de la pasión..

Nadie cantó como tú, Camilo, y la prueba es, que el otro día vi en la cola de los que esperaban, para pasar por tu ultimo escenario, a uno que llevaba tu rostro sonriente, el cabello de siempre tan cuidado, las ondas de tu melena, llenando todo el hombro de un hombre,  que dijo orgullosamente condecorado, en la propia piel, aquello de:

  • Yo también soy de donde es, dijo, es y no era, y un día le di la mano. Nadie canto como el cantaba, tan fácilmente lo más difícil, cada canción suya era un canto al amor, del que por cierto, así es la vida no disfrutaba…

¡Que sabe nadie, Camilo!, que te llevan hoy hasta tu azul, hasta las cúpulas blancas, rizadas de tu cultura que a mi tanto me gusta, mediterránea. En fin, que ya nos veremos, como siempre digo, pronto, si es que cabemos todos en el valle de Josafat, que yo he visto con mis propios ojos, y donde cabemos tan solo, o caben, que tampoco hay que hacer ilusiones, unos pocos. Hoy mismo, entre palomas y nardos, te va a recibir llorando tu ciudad de artistas y de artesanos… Camilo más que sexto, Camilo primero en lo tuyo, mas de cien millones de discos, vendidos, dicen, adiós , que ahora has vuelto a triunfar, que ya sabes, que este pueblo nuestro, te hace mas grande, pero cuando ya estás muerto. Has resucitado, mira por donde, Camilo Blanes, setenta y dos, casi setenta y tres mañana mismo, o pasado, del riñón, dicen, pero también de la soledad deseada, que no existe en realidad porque estas en medio de un mundo de recuerdos, Camilo, a ver que dicen que has grabado un disco con la orquesta de Radio Televisión Española,  en que se recogía , con tu último suspiro, casi, lo mejor, lo mucho, de tu carrera, en fin, que adiós, en  este martes y diez en el que te escribo esta casi carta, y te veo, sonriente, con tu aire de joven jeque, en tu casa en la hondonada, donde nadie tenía  su llave, y además, a tan poca gente se la dabas..

Adiós niño, en tu casa sin espejos, creo, porque a lo que más temías era a perecer un viejo siendo un niño, oye y además, mira lo que te dice un viejo, que sepas que tu canción, tu estilo, imposible de copiar, ese pájaro en el aire que parecía de gorrión, y cuando volaba en América de condor, no hay nadie que lo sepa igualar. Y que tu historia es eterna, porque siempre, cantaste al amor insisto de Camilo Sexto nada, de Camilo Primero, todo.

Nos vemos. Por eso como casi todo se sabe ya de Camilo, he titulado esta  casi –carta  como aquella inolvidable canción tuya. Algo de mí. Poco es, pero al fin y al cabo es solo para decirte, que estas más vivo que nunca. Porque cantas a lo eterno. Que no nos faltes nunca, divino

  • Querido Tico Medina:
    Precioso y emotivo artículo el que has dedicado al gran Camilo Sesto.
    Yo, lo voy a echar de menos el resto de mi vida.
    Dios, se lo ha llevado para hacerlo solista de su coro celestial.
    Sé que siempre has sentido una profusa admiración por Camilo.
    Tú maravillosa pluma me ha emocionado.
    Descansa en paz querido Camilo.
    Permaneceras por siempre y para siempre en el corazón de todos los que te amamos.

  • Me emocionaron sus palabras hacia Camilo, sr Tico Medina, SIEMPRE SIEMPRE lo llevaremos en nuestra mente y nuestros corazones al querido Camilo, una parte de nosotros se fué con él, pero seguiremos su legado porque él es eterno, cuánto se lo extraña… un abrazo desde Argentina! ojalá alguan vez pueda revista Hola, ofrecer a los Camilistas una revista ” especial” de Camilo de fotos y anécdotas, donde usted seguramente tendrá mucho que contar de sus visitas a Camilo, sería un hermoso homenaje de revista Hola! con su gran colaboración!

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer