‘La hora de las mujeres sin reloj’

Es el título, un buen titulo sin duda, para quien sabe lo importante que es un buen titular. Ya de entrada demuestra  que se trata de una buena periodista, así es la autora de este libro, que ya está avanzando en las listas  de los éxitos de esta temporada y ,como puede comprobarse, en las librerías de loa avepuertos de España.

Es un libro que me he leído del tirón, en un ida y vuelta del tren en el día desde Madrid a Sevilla. Cuenta con la garantía de Planeta. Fueron cinco horas a pie de libro, que me hicieron el viaje más corto. Lo que más me ha gustado- más que el paisaje que ya es decir, viñas, encinas, olivos- es la hermosa historia contada en su interior. Más de trecientas páginas llenas de vida, de leyenda, de amor, incluso de desamor que es una manera de amor, que lo digo muchas veces .

El libro, que además, te ofrece la alegría de que está firmado por su autora; “que todas tus horas sean felices” -que ya de por si es gloria bendita, sobre todo en el tiempo que vivimos, que sobrevivimos- está escrito con el golpe de sangre de su autora, Mamen Sánchez, que además, no es el primero que nos regala.  Mamen es la autora de un puñado de novelas que han merecido, lógicamente de la atención del público más exigente y lector de este tiempo nuestro, atención que ya merecía, Mamen, como periodista, que lo es de raza, de familia, y que además, en uno de los últimos números de nuestra revista ha hecho esa entrevista emocionante, vibrante con  María Zurita, la hija de  la hermana del Rey emérito. Donde se demuestra lo importante, lo decisivo, que es la forma, la manera de preguntar. Para darle cuerpo a esa verdad de “que no hay novela más grande que la vida misma”.
Mamen ha publicado hasta ahora seis novelas, que ya en solo en su titulo habían merecido el interés del público.

Gafas de sol para días de lluvia

Agua del limonero.

Juego de damas

La felicidad es un te contigo.

Se prohíbe mantener afectos desmedidos en la puerta de la pensión

La flor y nata

Y esta, por ahora, su última novela que ya está demostrando el favor del público lector. Servidor, que no es ni mucho menos, Dios me valga, critico de libros, si que soy un buen lector, y si no, conozcan este dato.

A estas alturas de mi vida, ya he regalado a mi pueblo– Piñar donde se sabe que se ven mejor las estrellas que en ningún otro sitio del sur de y del que soy hijo predilecto-  más de cinco mil libros, para la biblioteca de la escuela lleva mi nombre, Escolástico medina, que es de verdad mi bautismo.

Además, he llevado hasta Granada– ciudad de la que soy y de la que tanto presumo- otros diez mil libros que se han repartido por toda la geografía de mi ciudad, sin duda una de las más hermosas del mundo, como todo el mundo sabe. Y por si fuera poco, ando embalando, ya, otros diez mil iran a parar a la Biblioteca de Andalucía, ya que de esta forma quiero dar las gracias al nombramiento en su día de la Medalla de Oro de mi autonomía, cosa que exhibo, con orgullo, pasión  y emoción al mismo tiempo.

O sea, que se lo que es un  libro, además he escrito mas de veinte y ando estos días en la decisión de una vez por todas de iniciar mis memorias, mis recuerdos, que tengo mucho que contar, aunque también mucho que callar. A ver si me decido…

Quiero decir con todo este largo prólogo que se lo que vale un libro en todos los sentidos, y es por eso que les recomiendo este del que les hablo. La autora, además, madre de cinco hijos, hija de periodistas, nieta de periodistas, posiblemente también en su inmediatez, madre de periodistas, de casta le viene al galgo que dice el refrán, en la contraportada de su novela, asegura.

Estela Valiente recibe el premio Nobel de literatura por una novela prohibida, pero no acude a la ceremonia de entrega. Al contrario se refugia en un pequeño pueblo y guarda silencio durante cuarenta años”..

No quiero descubrirles más, lean el libro, que me lo han de agradecer, sin duda. En la portada del mismo, una hiedra sobre una pared de ladrillo rojo, una mesa redonda, de hierro, de jarin, y sobre ella, una tetera de barro popular, dos tazas, y una hispano Olivetti, antigua, verde, haciendo juego, selante de un suelo y una puerta del mismo color, la maquina lleva dentro y asoma, la lengua blanca de un folio, que se está escribiendo….

Léanla, y acepten mi consejo como un  regalo del verano, que por fin ya está entre nosotros. Le he dicho a la autora, que no sabe que estoy escribiendo este aviso, que es el libro de los suyos que más me gusta hasta ahora. Me muevo a impulsos, la conozco desde casi el día que vino al mundo, siempre me gusto animarla, quererla en la corta distancia de nuestro trabajo. La quiero mucho y  por lo tanto, la exijo mucho, y es por eso, que para mí es noticia la valentía de escribir un nuevo libro como este que les recomiendo. Se que les  va a emocionar. Esa misteriosa caja de ladrillo rojo podría ser la protagonista de una película, o de una buena serie de televisión, sin duda. A mí me ha emocionado. Por eso se la recomiendo fervorosamente. Si es que ella, que es directora adjunta de ¡HOLA! como saben y directora de la edición mexicana, me permite publicar este blog que lleva su nombre, y su oficio, fabuloso, de contadora de historias.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer