Bianca Jagger, guerrillera de la palabra

La primera vez que la vi, hace ya muchísimos años, o quizá menos teniendo en cuenta que entonces ella era casi una niña, acababa de aparecer en su vida ni más ni menos que Mick Jagger, voz y gesto de los Rolling Stones, ya tenía el desplante de la mujer, bella, bellísima, comprometida con los problemas de las de su propio sexo, con su tiempo.

Sin embargo, aquella nena, morena, centroamericana clara, de Nicaragua para más señas, se llamaba Bianca Pérez-Mora Macías, Jagger desde su matrimonio con Michael en Saint Tropez, como todo el mundo sabe.

bianca-mick-jagger-gtres

Menos mal que además de una hija -que tiene un nombre precioso, Jade- el cantante feroz estuvo poco tiempo cerca de ella, más o menos ocho años, hasta que se divorciaron con gran escándalo.
Ella misma, ha dicho más de una vez, inmediatamente después:
– Mick era sobre todo un gran machista.

Se actualiza ahora, la bella, a pesar de que desde casi ponerse en la marcha de la actualidad ha sido noticia, y a veces de primera plana, porque acaba de pasar por Madrid, para participar en un coloquio formidable sobre los problemas de la mujer subyugada en el tiempo que vivimos. Poniendo especial énfasis en las mujeres de su geografía, Centroamérica, todamérica, y ha sido además en la Casa Encendida. Un lugar mágico en la capital de España que lleva el nombre de uno de los poemas inolvidables de un poeta inmenso y gran amigo mío, que en paz descansa: “la casa encendida”.

Ella la ha vuelto a encender con su palabra siempre comprometida, discutida, pero verdadera, cara a cara y cierta. No en vano, es embajadora de Buena Voluntad por el mundo donde vaya.

Ahora, acaba de cumplir setenta y dos años, y aunque no es fácil retratarla porque ha dicho más de una vez, que “le da la sensación de que la cámara le roba el alma”, cosa que así debe ser para que la foto sea cierta. Acepta hablar con quien lo desee, siempre que las preguntas y el argumento inicial de la entrevista sea en torno a su pasión actual, la protesta más valiente en defensa de las mujeres esclavas del mundo entero hasta la verdad de los pueblos oprimidos, como puede ser Los Yanomanis, a los que servidor en sus años intrépidos, conoció en su origen, junto al gran amazonas. Tribu ya muy visitada por el turismo de la aventura y conocidos sobre todo porque llevan el pelo como una antigua tonsura de los primeros frailes del descubrimiento, y de cuya fuerza doy fe, porque tengo a mano, aquí junto a mí, aquellas pastillas que un día me dieron, hace mucho tiempo insisto, cuando aun no había llegado a las farmacias del mundo antiguo desde donde les escribo.
bianca-2
Les diría también que como este contador de historias nació por segunda vez en Managua el mismo día que enterrábamos a Chamorro, aquel gran periodista, nicaragüense, asesinado por Somoza, y en el que estuve a punto de morir fusilado, por su gente, etc… Pero esa es una historia aparte, que naturalmente estará en mis memorias si algún día me decido a hacerlo.
También estuve en Managua tras aquel terremoto inmenso que dejó la ciudad en ruinas, y subí a los volcanes el Momotombo y el Momotombito, y he navegado entre las 365 islas del gran lago granada, y… A lo que iba, ¡ha vivido uno tanto, que ha muerto, como poco, tres o cuatro veces, y una de ellas, fue en Managua donde ya estaba aquella niña guapa, de rasgos grandes, boca grande, frutal, ojos con paisaje dentro, dentadura centelleante… Que aún se llamaba Bianca, y que desde siempre, se mantuvo en contra de aquellos que maltrataban la idea en principio de la solidaridad entre todos. Tanto es así, que estuvo a punto de ser Premio Nobel de la Paz, que terminó ganando aquella guatemalteca a la que yo entreviste, también en el paisaje quiche de su tierra, en Antigua mas concretamente.

Bianca vive generalmente en Londres, ahora machacada por el terrorismo en uno de los mas sangrientos atentados suicidas de que se tiene noticia, en Manchester, como hoy mismo estamos llorando. Bianca se cuida y mucho, pero sobre todo afirma, y lo dice en su Twitter, ser una activista fundamentalmente contra aquellos que denigran a la mujer y la asesinan, aunque solo sea de actitud y de palabra.

Ahora cuando le preguntan dice que hizo cine, claro que sí, que la retrató en su día Andy Warhol, y que siempre se sintió una mujer comprometida con los que menos tienen. Es por lo tanto generosa en su doctrina y ha protestado, gritando del reciente asesinato de la valiente periodista Berta Cáceres, en México, por su defensa a favor de las mujeres de su paisaje que han sido asesinadas, entre el clamor general de los justos, que gracias a Dios son más que los que no creen en la justicia.

bianca
Yo la he visto vestida de guerrillera, como cuando era contra Somoza y le sentaba el uniforme de leopardo como un guante. Era para que se la viera vestida de combate, como no ha dejado de ser desde entonces. Amnistía internacional la cuenta en sus filas siempre, y ya pasaron para ella, como asegura siempre, los tiempos aquellos de la ex de fiesta en fiesta. No volvió a casarse, y ya de Jade tiene nietos, lo que la ha convertido en una de las abuelas mas lindas del mundo. No hay más que verla.

Escribe en los periódicos, ya ha publicado su biografía y ha hecho dos películas, aparte de su participación en series de televisión, que yo recuerde ahora, como esa de fulgurante color que ocurre siempre en Miami. Ahora el Twitter es uno de sus campos de batalla, y además, sin esconderse porque lleva su nombre en la cabecera.

Hola y adiós, preciosa embajadora, valerosa abuela, luchadora de los derechos humanos, sobre todo de las mujeres de todo el mundo en problemas. Su mirada sigue siendo, como a veces digo -me copio mucho- impecable, pero también implacable. Siempre será bienvenida. Recuerdo mucho aquel día en Nueva York, que le entreviste para nuestra casa, con todos los honores y todos los amores, porque siempre traerá apretada entre la hermosa dentadura la navaja de su defensa por aquellos que tanto tienen y todo lo necesitan, guapa.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer