Ayer fue el día de la mujer, como lo es hoy y lo es mañana

Si no lo digo reviento. Hay veces que debo escribir con urgencia lo que siento. Yo escribo siempre, como ustedes lo vienen comprobando desde hace mucho tiempo, desde siempre, mis aguantadores lectoras y lectoras, como ahora se dice. ¿Por qué decir “hoy es el día de la mujer”, y además convertirlo en una fecha histórica, eterna, y decisiva?

mujeres

Lo digo porque la mujer es siempre la gran protagonista. No es la primera vez que digo, que aunque Dios, dice la vieja historia divina, hizo a la mujer de la costilla de Adán- así se llamo un programa que yo hice ya hace mucho tiempo, muchísimo, en la radio peninsular, con Manuel Alcántara de director- aunque eso fue lo iniciático, la verdad es que Eva, que así se llamaba el invento, divino, por cierto, fue la que después le entregó la manzana a su compañero Adán, que mordió -¿cómo no hacerlo?- el fruto magnífico, y después… bueno, después todo lo demás, hasta nuestros días.

Así que, ¿por qué un solo día es el día de la mujer, si tiene 365 -si no es bisiesto, creo- el calendario? Si ella es la madre, femenino, la que pare en la tierra, femenino también, que el mundo no se llama mundo sino que debía llamarse la mar, porque son de cuatro partes, tres, agua salada y cada día más que se están derritiendo las nieves de los cascos polares…

La vida es femenino, la muerte también lo es. Todo lo femenino nos rodea. Todo, y hasta si a la mujer se refiere, yo podría recordar ahora mismo las mujeres que en el mundo mandan.

A saber, por ejemplo, y es un ejemplo vivo, Angela, la alemana de hierro, que a veces se ve una luz en sus ojos a ratos cada vez más cansados, pero que manda y manda en la mitad del mundo como poco, y en donde manda es en Europa. ¿Cuántas mujeres en los más altos puestos de dirección, del tiempo en el que vivimos, convivimos, sobrevivimos tal vez? ¿Quién es, por decir algo cercano aunque haya muchos ejemplos, la reina más bella del orbe, en este instante reinando, con tiara o sin tiara? Dicen que la reina Letizia, la nuestra, es la segunda más bella. En lo que no estoy de acuerdo, y en esto soy bien estrecho. Es la primera sin duda. ¿Por qué quién dicen que es la primera?

fjt9600

Y luego pues muchas cosas más. Que a veces no quiero escribir ni un nombre. En Hollywood, mandan los nombres de mujer. En la política cercana, la nuestra, podría deciros, que hay más alcaldesas que alcaldes, en el congreso los líderes, todos, echan por delante, a sus  damas más cercanas. Las he conocido, sabias, extraordinarias, escritoras más fuertes escribiendo aún que los hombres, poetas inmensas que ocultaron el nombre anterior de poetisas, ¿quién manda en el espectáculo tal día como en el que estamos? Beyoncé, que además está en cinta.

Las que más corren, las que más aman, las que además sufren también y, sobre todo, por encima de los nombres, las mujeres que son desconocidas, en la casa, en el trabajo, en la cocina, frente al ordenador, las que cuidan a los demás, las que todos los días, en su silencio viven la enorme historia de su trabajo laboral y familiar. Hoy quería decir esto, sin duda, y mi cuerpo se tranquiliza.

Mañana les contaré otra historia, ustedes se la merecen, los hombres porque son los maridos de las mujeres que ya de alguna forma, o quizá de todas, mandan en el mundo. Sin ellas no sería posible la supervivencia.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer