Marion Cotillard, la vida no es solo color de rosas

Cuando Marion hizo la película La Vie en Rose, donde contaba magistralmente la dura existencia de Edith Piaf -el gorrión de Avignon-, a la que servidor tuvo la inmensa suerte de conocer y entrevistar en el teatro  de París, el que siempre cantaba aquel monstruo del sentimiento, de la música… yo me enamoré, sí, me enamoré de Marion, que la vivió como nadie. Ya ahí, hace años, no muchos, comprobé que aquella hija de París, que era la Cotillard, era una actriz inmensa. Y no solo por que fuera hija de artistas, sino porque llevaba dentro el alma ser de las elegidas. Además era de París, como lo era la Piaf.

marionn

Tan memorable fue su actuación en aquella película, recordando a esa mujer tan pequeña que fue tan grande, que se llevo todos los premios del cine de su tiempo, de ayer mismo. Desde el Cesar hasta la medalla de los mejores de Francia, pasando por el Globo de Oro y el Oscar a la mejor actriz en su momento.

Fue lo suyo un éxito clamoroso. Lo cierto es que ya llevaba mucho tiempo en el arte de interpretar en el cine, el teatro, la televisión, como protagonista femenina de series de mucho compromiso. Valía su peso, aunque era y es muy delgada, en oro. Creció muy rápido, como crece el hijo que tiene con el hombre de cine, Canet, y  acaba de comunicar que va a tener otro hijo.

marion-cotillard

Marion acaba de pasar por Madrid con el que fue el chico de Angelina, Brad Pitt. Su compañero protagonista de Aliados, la película que han venido a presentar juntos. Aseguran los que la vieron ya, después del estreno lleno de glamour a lo Hollywood en España -que si algo falta en la cinta es eso-, que quiere tener el argumento de la cinta, eso que se llama la cercanía, el cuerpo con cuerpo, que lo hay, el alma con alma, la complicidad, el amor en una película de amor y espionaje al mismo tiempo. Con Casablanca de fondo. Eso sí, sin aquel raro resplandor de la Casablanca de la Bergman y Bogart que fue insuperable.

Sin embargo ha dado lugar a un montón de noticias sobre que Aliados ha sido la causa de la distancia que ahora separa a Angelina de Brad, de su enorme amor, de tantos años y tantos hijos comunes y recogidos. Esa noticia aun sobrevive, sobre todo cuando parece ser que se reparten los niños y los castillos.

En fin, Marion otra vez en la cima de una popularidad, que a ella no le gusta mucho. Es una actriz total que ya ha demostrado muchas veces su mucho talento. Dice que se enamoró de Brad, en  geografía española, en la isla de Gran Canaria precisamente, y que allí estallo el amor que irritó a nuestra Angelina, la del hoyito en la barba que además acabamos de ver en la película Maléfica en televisión española haciendo de mala malísima.

marion-pitt-madrid

Hay también posibilidad que lo de Marion y Brad obedece a una argucia de promoción, nada más. que nada más lejos de la realidad que, “lo del amor a dos bandas”. Todo parece que retorna a la normalidad, la película no merecerá un Oscar, Brad sigue a su aire dicen que un tanto desmejorado, y Marion con su hombre y con su hijo, comprobando que la vie en rose no es constante, ni buena, para nadie. Y menos aun para los elegidos. Ya lo cantaba en su día, aquel monstruo de la naturaleza, siempre vestida de negro hasta el tobillo, que se llamo Edith Piaf, a la que Marion interpreto en el cine de forma inolvidable.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer