Nunca vi un ovni, sin embargo…

Si hubiera visto un ovni, ya saben, objeto volante no identificado, lo habría dicho, ya lo habría contado alguna que otra vez, y desde luego ahora más que nunca a ustedes que son capaces de aguantar todas mis historias desde hace ya algún tiempo. Porque se trata, sin género de dudas, de un  hecho periodístico difícil de callar, de  olvidar incluso. La vista de uno de estos fenómenos en el cielo o en el suelo, es algo que te parte la vida en  dos partes antes de vivir el sin duda extraordinario fenómeno.

Sin embargo, sí que les debo decir que he hablado con mucha gente, personas por lo habitual sensatas y capaces de vivir el milagro, y que de todas o casi todas he publicado sus historias, por extrañas que parecieran.

Por ejemplo, aquellos que se limitaron a ver en el cielo una serie de fenómenos no habituales como aros de luz cegadora, estelas de brillos extraños, que no obedecían ni a relámpagos en tiempo de tormentas, platos giradores que se  posaban despacio en el suelo y que poco después, desaparecían dejando, eso sí, un circulo quemado sobre el que luego después no pudo crecer la hierba… etc., etc.

3

Hasta llegar a los casos más increíbles, aquellos en los que se cuenta, que no solo vieron como se posaban aquellos extraños círculos como de fuego, o de luz cegadora, al nivel de los seres humanos, sino que de aquellas formas emergían unas criaturas extrañas para nosotros, para lo que estamos viendo cada día y hasta que en más de una ocasión que también he podido encontrar, gentes que fueron, por lo general normales, como usted o como yo o por lo menos como yo, abducidas, esto es apresadas sin querer, y hasta conducidas y luego regresadas a nuestra tierra, eso sí, con alguna misión específica, de mensaje de otros planetas al nuestro.

Vamos a ver. Durante un tiempo reuní todo lo que había sobre el particular, ya sea en libros, en documentos, en reportajes, asistí a conferencias, clases, invitaciones sobre el tema de los platillos volantes. Es más, en una ocasión periodistas muy serios me contaron que volando por el cielo, viniendo creo desde Alemania en un vuelo oficial con el presidente entonces, Adolfo Suárez, pudieron comprobar que en el cielo un extraño objeto no frecuente les acompañó durante un cierto tiempo, como si les diera escolta en los espacios siderales.

Todo esto acaba de ser dado a la luz, nunca mejor dicho, en unos documentos que el Ministerio del Aire español acaba de hacer públicos y al alcance de todo aquel que desee estudiar el caso de estos “avistamientos”, y que en número de ochenta expedientes se pudieron detectar en el cielo y que no han tenido, al menos hasta ahora, una explicación lógica.

1

Yo, insisto, aunque lo he deseado con todas mis fuerzas y así lo he escrito para que alguien se hiciera eco de mi mensaje, y lo he lanzado al aire muchísimas veces, en las televisiones, las radios, y hasta en ese lugar increíble, que es el casi planeta de Puerto Rico, desde el que se intenta contactar con aquello que está muy lejos y que no se ha podido tocar con las manos, y eso que allí están millones de antenas poderosísimas, y los profesores más sabios en la materia de la Tierra en la que vivimos, la verdad, y a lo que voy, es que aunque habitual contador de las más increíbles historias, que es lo que soy, nadie me ha llamado por ese terreno de la llamada planetaria.

Sí que puedo decirles que es un tema que interesa, nos aben cuanto, y que por eso en su día se vino a vivir entre nosotros al sur, es genio del periodismo que es J. J. Benítez, que siendo tan vasco y tan sabio en todo, y tan buen reportero, se vino hasta las azules sierras gaditanas y ahí instalo su estudio, porque sabía mejor que nadie que era uno de los lugares del mundo donde más se avistaban ese tipo de fenómenos.

2

Tanto es así que a pesar de que según me contó un día, ha sobrevivido, creo, a no sé cuántos infartos, ahí le tienen ustedes, que en su sitio sigue y escribiendo libros mágicos y únicos que se venden antes incluso de salir a los escaparates de las librerías. J. J. Benítez, mi viejo amigo, al que no veo hace mucho tiempo, que ha visto los ovnis y al que tanta gana tengo de darle un abrazo. Vive cerca de la Pantoja, que es un ovni en el suelo de Andalucía, y por donde vaya, de su propio resplandor, y a nuestra Paloma San Basilio, que se baña desnuda al sol de su Casa Blanca, a la que quiero tanto y que empezó a trabajar en los medios con un servidor de ustedes, si bien ella era una  niña entonces, eso sí, siempre maravillosa.

Los  ochenta casos de avistamientos, no naturales, ya están al alcance del que quiera saber de ellos, sospecho que en el Ministerio del Aire, tan reacio, como es lógico, a reconocer esas evidencias. Pero lo que sí es cierto es que ¿y por qué no creerlas?

4

Vamos a ver, hagan ustedes una prueba, se asoman a su terraza, a su ventana de donde sea, donde de verdad puedan verse en la noche el billón de estrellas que hay en el cielo, y respondan a mi pregunta. Si esta claro y reconocido que cada uno de esos luceros puede ser más grande que incluso esta Tierra en la que nos movemos, y hasta incluso pensamos, y somos capaces de comprender misterios y milagros increíbles, ¿por qué vamos a creer, pobres ilusos, que somos los únicos seres más o menos vivos, hombrecillos verdes tipo marcianos de la películas o damas azules de tres piernas, capaces de leer nuestros pensamientos? ¿Por qué creemos que solo estamos nosotros en el Universo, quién nos dice que no existen otros mundos más completos, o menos, distintos, o quizá iguales que el nuestro propio?

Más les voy a decir, dada la incredulidad en la que a mi edad me muevo. No es que yo crea, que haberlos haylos, como se dice cuando de las brujas gallegas se habla, no. Es que yo creo, desde mi humildad absoluta, que no solo están ahí fuera. Es que están dentro, y están entre nosotros. A ver quién me demuestra lo contrario. Y acabo de ir al psiquiatra al que acudo con una cierta frecuencia. Y me acaba de dar el alta.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer