Oro, incienso y Mireia, Belmonte

Los reyes magos olímpicos llegaron un poco tarde, pero la verdad es que los estábamos esperando. Creíamos en ellos. Habíamos puesto los zapatos en el balcón.

Mireia, los ha hecho posibles. Grande, grande, grande esta Mireia, que tampoco es más alta de lo que es, porque mide uno sesenta y cinco, descalza, siempre descalza, más tiempo descalza, la verdad, que con zapato de tacón de aguja, aunque alguna vez se lo ha puesto, porque tiene un cuerpo de modelo, la sirena más bella de España hoy por hoy. Dicen que anoche era la noche de las lágrimas de San Lorenzo, cuando más lloran las estrellas, el festival de las Perseidas, que para nosotros llegaron horas antes, cuando a las cuatro de la mañana del día once de agosto del 2016, de pronto, me desperté. Me había acostado tarde, con lo de la televisión, que a veces aprendo algo, y mira por donde, el ángel que me vela me puso de pie de un salto, con el tiempo justo de ver ganar a Mireia lo de los doscientos metros mariposa. ¡Menuda mariposa, la más rápida y la más bella del mundo al mismo tiempo! Y la vi llegar y se me escapó una lagrima, o dos, tal vez el inicio de un llanto.

belmonte8cordon-c

¡Nos hacía tanta falta! No ya solo por España entera, sino por ella misma. Toda una vida -la suya, que va a cumplir en noviembre los veintiséis- desde que era niña, una vida sobre todo marcada por el sacrificio, el esfuerzo, la entrega, las ganas de ganar.

Mireia, que ya conocía el sabor del oro, no ha cesado de prepararse toda su vida, para ser lo que ya es hoy, lo mejor de lo mejor que tenemos. Hija de emigrantes, aunque nacida en Badalona, -ahora es más actual y más verdadera la musiquilla de aquella de la canción de Serrat, “qué bonita es Badalona en invierno y en verano”…

Y ahora mucho más. Sus padres, Jose, de Freila, en tierras de Granada, mi tierra -debo decirlo con orgullo-, su madre, Paqui, de Huelma, cerca de donde nació mi madre, en tierras de Jaén. Sur, puro, del olivo y el surco. De pueblo los dos. Emigrantes como tantos otros que subieron en aquellos trenes de madera buscando el pan hasta Barcelona. De los que hicieron Cataluña, la hermosa Cataluña de hoy.

Mucho sacrificio y mucha esperanza, y sin perder el acento. Y además, debe saberse que, en gran parte, el éxito de esta catalana de oro se debe a la Universidad de Murcia, que le dio una beca para poder seguir adelante.

Oro, por la medalla.

Incienso por lo que se está diciendo de ella. Desde las cuatro de ayer, más de un millón de tweets en nuestras redes sociales.

Y lo de la mirra, no, la Mireia, que en el perfume amargo de la pelea, la mirra huele que da gloria, consiguió lo que siempre soñó. Y es hermoso saber que en ese preciso momento del triunfo, cuando España respiraba contenta, en el día que más madrugó, Mireia, alcanzaba lo que todos queríamos, deseábamos, NE CE SI TÁ BA MOS.

belmonte11getty

Y ahí está, con su gorro azul, recibiendo de su padre, que estaba a pie de piscina olímpica, la bandera de España en la que se envolvió para las fotografías de todo el mundo, cuando aún emergía en la plata del agua. Azul, más azul que nunca, que de tanto azul, sin embargo, seguía teniendo los ojos verdes.

Portadas, fotos, entrevistas, la escucho hablar en la madrugada de España, cuando aún más o menos es la noche de Brasil. Está nerviosa, pero fuerte, sonriente, segura. “Ha merecido la pena”. “Si se sufre se consigue”.

Cerca, aunque lejos, su novio, ese chico asturiano, guapo, rubio, que es piragüista español, y que  remará más fuerte ahora.  Se llama, ya lo sabe todo el mundo, Javier Hernanz, y se ha hecho bajando el Sella. Es un tipo de carácter, de mucha personalidad, bello, que incluso está siendo discutido por alguna cosa suelta. Dicen que quiere ser modelo, y que incluso Loewe lo corteja. Ya le mando el primer saludo, instantes después. Les vamos a ver, si es que ya no los hemos visto, besándose en la boca. Será una buena foto, sin duda.

El bañador de Mireia podría tener sitio en el museo de los trajes históricos de España. Enhorabuena Mireia, guapa.

belmonte5gtres

Fuerte, hermosa, trabajadora, reina.

¡Lo necesitábamos tanto!

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer