Elsa Pataky. 40 años y ‘cien portadas’ de ¡HOLA!

Porque esa es la verdad. ¡HOLA! sabe que Elsa Pataky además de una noticia, casi siempre, al menos hasta ahora, siempre ha sido una buena noticia. Una bella noticia. Por eso esta hoy aquí, martes, porque ayer, lunes dieciocho de julio, fue su cumpleaños, que cuarenta años es una de las  mejores edades de la mujer. Gran momento sin duda, en casi todos los aspectos.

Y desde luego, en el suyo.  Elsa, que se llama de verdad Elisa, madrileña, hija de un sabio español llamado La Fuente, y de una conocida publicista rumana, de apellido Pataky, de ahí su nombre de gloria, nació el dieiciocho de julio del setenta y seis, y está celebrando su hermoso cumpleaños, con el glamour que le caracteriza. Tiene su propio blog semanal, que se llama Confidencial, y nunca se sabe del todo dónde ha vendido o comprado su última casa que parece que las colecciona. Sin embargo su residencia está en Los Ángeles, que es la meca del cine, donde siempre, siempre, hay un papel bonito para ella, en eso que se llama el cine todavía ‘made in Hollywood’.

Elsa Pataky

Sin embargo, a mí me gustó especialmente en el cine español cuando hizo “Ninette y un señor de Murcia”, con Garci, y también en aquella soberbia cinta no del todo conocida, que se llamó algo así como “A la caza de la bestia”, aquella historia gallega de la piedra y de la bestia con un hombre lobo que daba tanto miedo. También ha sido protagonista de muchas series de la televisión, en España y en América, y últimamente trabajó en una historia que no pude ir a ver porque mi cuerpo no me lo permitía, esa en la que a bordo de un avión vuela junto a no sé cuántos bichos de esos, que nunca escribo su nombre, dada cada día más, mi condición, de supersticioso.

Sin embargo, si ella está embellece cualquier cosa. Tiene mucha voluntad y sobre todo, es ambiciosa. Cuida su cuerpo, a modo, tanto que hasta ha escrito un libro sobre el particular si bien en compañía de su profesor físico, y desde que se casó con ese bello ejemplar, su marido, a ver si lo escribo bien, Chris Hemsworth, al que acabo de ver hace poco en la película sobre la gran ballena, que me ha gustado cantidad, como todo lo que a la mar se refiere, y es linda, perfecta, una de las damas, más veces instaladas, según he leído, en las cabinas de los conductores de camión por los caminos de todo el mundo.

Su última casa, además de Malibú, en un sitio único que para mí quisiera, está en Australia, y por donde pasa y está un cuarto de hora se compra una mansión donde vive y resplandece. A mí me gusta mucho, sobre todo y además de porque es de mi estatura española. Tiene tres hijos, y ha creado una forma de ser y de estar frente a la cámara y en la vida entre salvaje y glamurosa. Estudió en el CEU de Madrid, hasta que fue descubierta de chiquilla con calcetines, inolvidable. Es una gran actriz, o por lo menos una buena actriz, a la que un director eficaz puede hacerle salir, florecer, lo mejor de su cosecha. Un tanto salvaje, les diré que sobre todo es solidaria. Pertenece a ese equipo de mujeres excepcionales, que pelea contra el cáncer de mama, lo que además la convierte en envidiable. A ver cuándo se queda a vivir, en España que la quiere tanto, y como decía Lola Flores, y a la que ella tanto quiere al mismo tiempo. Tiene un cuerpo, espectacular, ha sido nominada al Goya no sé cuántas veces, y es reina del bañador, donde se ponga.

Se cuenta que en una ocasión, si bien no tengo tiempo de autentificarlo, en Miami, la propia Reina de España, doña Letizia, observando cómo la turba de fotógrafos quería hacerle una foto, de espaldas pero volviendo la cabeza a la cámara, la reina, que es periodista, sonrió dulcemente y les dijo:

-¿Qué pasa? ¿Es que queréis hacerme ‘un pataky’ no?

Como quien está en el mundo en el que vive. Gracias majestad.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer