Eterno Aznavour: con 92 años, canta en España

Eterno porque aún perdura, y bien. Lo acaba de demostrar de nuevo, otra vez, cantando en Perellada, en ese lugar hermoso e inolvidable, como siempre cantó. Se puede decir que es igual sin ser el mismo. Un día un cantante español me dijo: “Duras más si cantas a media voz como Sinatra, como Aznavour”.

Es cierto. En la colección de la revista Careta se puede comprobar que le entrevisté en el Olimpia de París, cuando París estaba tan lejos y el Olimpia era, que sigue siendo, legendario.

Otra vez, la palabra que me acompaña como coleccionista de leyendas: legendario. Como es el mismo, el armenio más famoso del mundo. Sin duda. Ya entonces, hace cuarenta años, que muchos de ustedes ni habían nacido siquiera, el viejo armenio -era el padre de la nostalgia, el abuelo que nos canta aquellas canciones que nunca olvidaremos-, menudo, más bien pequeño, vestido como para la calle, que si se ponía la corbata de lazo del smoking, el lazo parecía enorme en su cuello de cisne, lo cierto es que le entrevisté en su camerino. Inolvidable. Viajaba conmigo o yo con ella, una fótografa que hablaba el francés de forma magistral. Claro, luego supe que aquella dama era de París. Le fue permitido por el genio que le besara por dos veces, a la francesa.

1

Yo, sin embargo, le apreté fuerte, por encima de sus tirantes, en camisa y con el micro en la mano, cuando el micro era como una berenjena de oro. Aquel hombre, que había escapado de lo que el papa Francisco acaba de definir en el sitio como el genocidio armenio que no debe repetirse, puesto que era hijo de padre y madre armenia que habían escapado de un país excepcional, libre ahora, culto, artístico, no muy grande pero único.

Por cierto, aquel niño, que tenía un nombre que le hacía gigante ya, puesto que se llamaba, copio literalmente Shanmouri Varinag Aznavourian, ni más ni menos, ya trabajaba en un escenario a los once años, hijo de artistas, en París donde nació, aunque se mantiene armenio hasta el final. Luego cantó, y hasta hoy, que se ha convertido en un gigante de pequeña estatura que a los noventa y dos años recién cumplidos acaba de cantar Venecia sin ti, uno de los grandes éxitos, sin duda de su reparto, sin que le tiemble la voz, con su garganta privilegiada y su aspecto de abuelo de la memoria.

Tiene un puñado de nietos, luego de haberse casado, tres veces, y una de sus hijas se llama Seda, como su voz, sin género de dudas. Vive en Ginebra, en Suiza, de siempre, aunque tiene apeadero en París, y trato de tú a Josefine Baker, a Chevalier, a la Piaf misma. Y además vive en Suiza porque es embajador de su país en la ciudad del oro. No tengo que decirles de más canciones suyas, porque sé que las han escuchado más de una vez. Canta, aunque habla diez idiomas, dicen, en francés por lo general, que es su voz estrella. A mí me tarareo, La mamma, en el íntimo secreto de su camerino del Olimpia, aún la recuerdo, y si no, al disco, donde está por miles de veces, cantando, como solo canta Aznavour, el viejo Carlos, como le llamaba hace muchos años Sinatra, con respeto y casi veneración, aquel día que se reunieron para cantar a dúo.

2

Sé que España le gusta de forma particular, y el asiento del piano en al que a veces se sienta, pero no con frecuencia, tiene dos vueltas de más de alto. Pero es un gigante. Incluso haciendo cine, fíjense que se llevó el León de Oro de Venecia por su interpretación en una película inolvidable, de cuyo nombre no me acuerdo en este instante.

Sé que le han preguntado en la noche estrellada mediterránea del festival catalán, si habrá pronto, un nuevo disco suyo. Y sé que ha respondido, desde su rostro que sigue demostrando que “la arruga es bella”, que:

– Sí. Pero saldrá cuando yo me haya ido.

O sea, cuando cumpla los cien, aunque su resplandor seguirá vivo, siempre, entre nosotros. Fíjense que cuando yo vine al mundo en el treinta y cuatro, un niño armenio hacía de nieto en el teatro de París.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer