Querido Michael Douglas

Noticias contradictorias, aún no malas noticias del todo, nos avisan que el gran actor, fabuloso actor, Michael Douglas, americano total, dos Globo de Oro, enamorado siempre, está muy enfermo. Una de las últimas veces que ha sido visto públicamente fue en París, hace muy poco, el día, la noche, que le entregaron el César del cine por su participación a lo largo de  toda una vida en lo que se llama, y es verdad, “el séptimo arte”.

3

Le encontraron, no hay más que ver los documentos gráficos, muy desmejorado, pero eso sí, sonriente. Siempre, hasta en sus más difíciles momentos, se le ha visto así, “retrato de ganador vestido de ganador”. Sin embargo, últimamente, según cuentan las últimas noticias, Michael está muy enfermo, el viejo cáncer, ese bicho que nunca se va del todo cuando en tu cuerpo se instala, está haciendo su implacable trabajo.

Tuvo en su día un cáncer de garganta del que después de innumerables batalla con la quimio y la radio -hay crónicas que te cuesta mucho escribir, como esta-  sobrevivió. Perdió su pelo, su aire de triunfador, siempre, hasta su poder magnético sobre las mujeres. Pobre Michael, que parecía tenerlo todo, hasta esa fabulosa casa en Valldemosa, donde vivió Chopin, a la que llamó s’Estaca. Un milagro blanco restaurado, rodeado de cien hectáreas que llegaban hasta el mar. Azul, verde y blanco, un paraíso. Lo disfrutó y mucho desde aquel día que Diandra, su primera esposa, y él se hicieron con el disfrute de aquella propiedad única. Todos los veranos durante muchos años, allí arribaba el matrimonio de Hollywood, “más feliz de la tierra”.

2

Ahora, s’Estaca está en venta, a través de Sotheby’s, o al menos nadie sabe a ciencia cierta si se ha vendido a estas alturas. Pedían por ella más de cincuenta millones de euros. El sitio, el palacete, y la tierra que le rodea hasta la mar, en lo alto de una colina de ensueño en una de las islas más hermosas de la tierra, continua ahí, como un monumento a la arquitectura del Mediterráneo, el amor y el éxito.

Desde que se divorciaron Diandra, preciosa princesa rubia del cine, y el actor, sobre la casa flotaba una atmósfera de soledad y de misterio. Sin embargo, a la segunda esposa de Michael, Catherine Zeta Jones, la buena actriz y bella, bellísima, galesa, también le encantó el lugar, y así volvieron a visitarlo, y a disfrutarlo los dos durante años. “A veces en ese lugar paradisiaco se reconciliaban del  duro planeta de Hollywood donde los dos eran “caballo ganador”.

Por cierto, que a propósito de un tema relacionado con los caballos, Michael y Diandra visitaron Jerez, y yo tuve la suerte de conocerlos. Hay fotografías que lo demuestran. Buscaban una yegua especial, recuerdo. Fue durante una feria del caballo hace años. Quedamos en que volveríamos a vernos en s’Estaca ese mismo verano. Con las ganas me quedé, a juzgar por las últimas noticias. Aseguran que el actor está en Aspen, en Colorado, para rodearse de la serenidad de la nieve, que le gusta mucho, en estos momentos terribles.

1

Nada está por confirmar. Lo que sí se sabe es que el fascinante actor atraviesa a los setenta y dos años un largo momento difícil. Su anciano padre, con más de noventa años, aún permanece en pie, o sentado en la silla de ruedas, que le lleva por el planeta de la memoria. De tal palo tal astilla, como asegura el refrán.

Kirk Douglas, a punto de los cien, a veces aparece en escena moviendo el paisaje de la meca de la gran mentira. Michael, su hijo, tiene a su vez, la enorme tristeza de que no tiene cerca a uno de sus dos hijos queridos. Está en prisión por un tema de estupefacientes. Le echa mucho de menos. Igual le ve unos de estos días, en un permiso especial, concedido por el presidente Obama. También ha hecho Douglas de primer mandatario de los Estados Unidos en el cine.

douglas-069

Ahora, todo el mundo, aparte de los habituales, está pendiente de ese capítulo del crepúsculo de un gran actor, que sin embargo en su propia vida no ha sido siempre el gladiador triunfante que fue su padre en la inolvidable Espartaco. Me gustaría mucho, muchísimo, no saben cuánto, que aquella cita de protocolo de aquel día entre caballos de Jerez se hiciera posible. Sería una hermosa señal no solo para él, sino para todos los que le admiramos y le queremos. Ánimo, campeón, te seguimos necesitando.

  • De casualidad hoy he descubierto este blog y siempre recuerdo, gracias a mi madre, a ese gran periodista: Tico Medina. Esto unido a una de mis sagas de actores favoritos kirk y Michael Douglas, no me pude resistir a escribir este comentario, gracias por el post !
    De seguro volveré a leerlo de cuando en cuando, y gracias a Hola por este blog : El blog de Tico Medina. Saludos de despedida desde málaga…

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer