¡Que aproveche, Gwyneth Paltrow!

Que es lo que se dice cuando se escribe sobre noticias referentes a la cocina. Sobre todo antes de poner el primer plato. Ella lo sabe decir en varios idiomas, y además en español, y con buen acento. Por eso hoy nuestra página la recuerda. Y la trae, nunca mejor dicho, a colación, porque Gwyneth se ha asociado con uno de nuestros cocineros, más universales, por no decir el que más, José Andrés, el asturiano que saltó de la televisión a convertirse -o la sabiduría de reunir en el mismo sitio al paladar y al bolsillo- en uno de los chef, no solo más famosos, que lo cortés no quita lo valiente, que dice el refranero, sino más importantes a todos los niveles del mundo.

5

Quizá como un dato, contarles que el propio presidente Obama le visita en Washington -cerca de la Casa Blanca tiene uno de sus restaurantes-, y disfruta de la cocina española, secreto que él conoce como pocos, aunque últimamente en nuestro país el arte y el oficio, artesanía pura de los cocineros, se ha convertido en objeto de atención especial tanto por los especialistas, como por los niños, tanto es así que antes se acaba de hacer ese muestreo, los pequeños decían que “de mayores, lo suyo era ser astronautas” y ahora, aseguran, que su deseo más grande es ser cuando mayores, cocineros. Yo también, si es que mi pareja es Cristina Pedroche.

Bueno, pues Gwyneth, acaba así de volver a la actualidad, aparte de que ya lo ha sido por allí por donde pasó su elegante figura, de noche o de blue jean, como ella quiera, tanto es así que en su día, creo que fue en el 2012, mereció ser elegida  “la mujer más bella del mundo”.

2

Por mi parte y aunque en esto soy muy exigente, por ejemplo, se nos acaba de ir la Pampanini, doña Silvana, que fue en su día elegida la más guapa del planeta, de acuerdo con la que en su día lo consiguió la Paltrow, entre otra razón, porque –algo que no puede decir todo el mundo- llegué a tocar, si bien suavemente, el botón de su ombligo, ya lo conté en este blog. Sí decirles, que fue ¡HOLA! quien las reunió, y Jesús Carrero el maestro que las retrato, a todas juntas. Yo me hice una foto con ellas, bueno, fue Jesús, claro, y trato de encontrarla, como todo en mi vida, dado mi desorden habitual, eso sí, en cuanto la encuentre daré esta y todas las que prometo, para que vean que no soy un viejo cuentista, sino más bien un anciano contador de historias que no es lo mismo.

Ese día también, inolvidable, tuve la suerte de hablar con ella, en español, que lo habla mejor que yo, de la cocina nuestra, sus recetas, sus costumbres, el mapa de nuestros sabores, tan rico y variado y que nos viene desde más allá de nuestras abuelas.

4

Ella está en esto, a sus cuarenta y cuatro años, desde hace mucho tiempo. Igual te da una receta que un consejo. En su tiempo vivió con nosotros, en Talavera de la Reina, donde a poco se queda para siempre. Una larga visita que la dejó tatuada para siempre con nuestro viejo país. Tanto es así que hay una calle que lleva su nombre.

Por su  nacimiento, es norteamericana pura, con  sangres  variadas en su lindo cuerpo. A saber, judía, bielorrusa, alemana, etc… Habla perfectamente no sé cuántos idiomas, aparte de por teléfono. Hasta llegar donde está, tiene un Oscar, un Globo de Oro, etc, etc, y sobre todo un raro glamour, mezcla de su talante, y su talento. Inteligente, elegante, hizo publicidad, teatro, cine barato, de todo un poco, hasta que Steven Spielberg, se fijó en ella y le hizo cambiar su suerte. Un programa suyo, en la televisión Costa Costa de los Estados Unidos, fue de lo más visto, y les puedo contar también, aquí entre nosotros, que Brad Pitt, bebió los vientos por ella, y que en su galería de amigos cercanos está el hoy Rey de España don Felipe VI, lo que otra vez vuelve a demostrar la calidad de su cuerpo y de su alma.

A veces camina sin maquillaje por allí por donde pasa, tiene su propio blog, en el que da consejos tanto de belleza como de cocina. Hasta hace muy poco ha estado felizmente casada, con un cantante, bueno, que se ha quedado en eso, esposo que fue de Gwyneth, y del que tuvo dos hijos, uno de ellos, aquel que ya se movía en su vientre de dama preñada, recuerdo que le dije que mi madre que tenía los ojos verdes, aseguraba que “la maternidad hermoseaba más a las mujeres”, y además, le ofrecí gratis y por escrito dos recetas.

1

Una, la del salmorejo, y otra la de la pipirrana granadina, con la que crecí siendo niño, gracias a la cual mi  juvenil aspecto.

En fin, que me apresuré antes de colocar con suavidad mi mano andaluza sobre su vientre, aguantando su mirada clara tan cerca, que:

– Un día, hace muchos años, una gitana de Granada me aseguró que este gesto mío, con todo respeto, da suerte a la madre y al que viene, es un raro talismán que no posee todo el mundo.

Poco después nació su hijo segundo. Un tesoro. No me lo pongo en las tarjetas de visita porque no crean, insisto, en que soy un  cuenta cuentos. En el archivo de ¡HOLA! puedo demostrar, creo, que es cierto lo que digo. Ahora creo que desea darse un garbeo gastronómico otra vez por nuestra tierra. El norte, guisados, el centro, asados, y el sur, fritos. La gran verdad de nuestra historia. Espero coincidir con ella para ofrecerle otro secreto, “el del atascaburras”, plato fuerte, necesario para sobrevivir a los días de frío de Nueva York donde vive. Lo aprendió, seguramente, en Talavera de la Reina, corazón de La Mancha donde cuando hiela, se para hasta el reloj de las torres de las iglesias.

  • Que lindo que haya escrito sobre Gwyneth Paltrow, es una actriz muy sencilla y una enamorada de Espana, ademas polifacetica con una carrera brillante, escribe libros de cocina y tiene un blog muy interesante para todas las edades de la mujer, con consejos de todo tipo, desde ejercicios dictados por las mejores entrenadoras del mundo, recetas sanas de cocina, hasta guias para viajar, etc. Lo felicito como siempre, me encantan sus relatos!!!

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer