La española Mireia Lalaguna es la más guapa del mundo

En el tsumani político en el que estamos, ustedes mis leales me van a perdonar si escapo. Reconozco que soy un fugitivo, pero acepto el calificativo. Así que huyo de la actualidad convulsa de lo que hoy nos rodea.

Así que me parece tan hermoso el contarles, el hacerles el retrato escrito de la que hoy por hoy acaba de ser elegida, y con toda justicia, bien lejos, y en China, esa ciudad donde los rascacielos tienen forma de árboles, en ese lugar de cemento y cristal, la más bella mujer del mundo entero en el que vivimos, convivimos, sobrevivimos en este año, aun, aunque será el año que viene el de su reinado global, planetario, cuando la española Mireia Lalaguna pueda reinar con todo derecho.

1

Por que verán ustedes, hay distintos tipos de corona en el momento actual y todos con su fuerza mediática. Hay una Miss Universo. Hay una Miss Global. Y hay una Miss Mundo que es la nuestra. Mireia, bella entre las bellas, en este tiempo en que hay que especificar. Porque hay:

La guapa más guapa.

La linda más linda.

La  bonita más bonita.

Y finalmente la bella más bella, que es la diadema de hermosos cristales únicos que adorna desde hace un par de días, quizá tres, la frente sin arrugas de esta dama española de veintidós años nacida en Cataluña, hay diversidad de opiniones sobre su edad, que unos dicen que veintidós y otros de veintitrés, aunque me inclino por la primera opción. Nosotros en este país, aun llamado España, tenemos ya un precioso abanico de mujeres que han sido elegidas, a lo largo de los últimos cincuenta años, la más bonita Eva de nuestro tiempo en sus diversas modalidades.

Servidor ha tenido el gusto de entrevistar e incluso retratarse con aquella Carmen Cervera, ahora baronesa Thyssen, que en el sesena y uno quedo finalista de Miss Mundo. Después, en el setenta y cuatro Amparo Muñoz, que fue muy buena amiga de este cronista, y además malagueña, alcanzó el título de Miss Universo. Muy cerca estuvieron de llegar al trono precioso, Juncal Rivero, que llegó a Miss Europa, y la Bernal, que antes del dos mil consiguió el reinado de Miss Countries of the World, que espero haberlo escrito correctamente.

mireia9-a

Bueno, pues ahora la buena nueva de esta preciosa, insisto, catalana que acaba de ser coronada en la ciudad de Sayna, que hasta ahora muchos ni sabían que estaba en el mapa. Lo que llamamos la invasión china, en todos los aspectos, sobre todo el económico, el gastronómico, ha encontrado su reina en España. Mireia ha nacido en Barcelona, y les quiero dar sus medidas, porque son oficiales.

Es modelo, que no hay más que verla. Las catalanas maniquíes, como se decía antes, tienen un merecido magisterio de pasarela. A ver. Mide  1,78 cm. Y, lo ofrecido, sus medidas aproximadamente son: 86-62-93. Que espero no se equivoquen, no se trata de su número de teléfono.

Está estudiando farmacia -o sea de mayor quería, al menos hasta ahora, ser boticaria- y ama el deporte. Se cuida, y mucho, tiene el corazón libre como un pájaro sin jaula, asegura que es el del Barcelona, claro, que ahora además en el fútbol acaba de conseguir la corona de campeón del mundo en Japón, y  cuenta que “ahora, quizá al menos durante el año de su reinado, tendrá que cuidarse de su título, y abandonar sus estudios, para vivir con sus padres en Londres donde le espera el dulce y difícil papel de cada día recibir ese título, hermoso sin duda, de la mujer más bella del planeta. Es interesante el reseñar en este retrato en color de nuestro blog, también planetario, que Mireia aceptó que en la cena de su celebración se sacara a subasta, creo, una camiseta de Ronaldo, en la que se leía en distintos idiomas  aquello de “creed en la belleza con un propósito”.

O sea, no sueñes con ser la más linda, sino también en que eso te sirva para ser mejor.

mireia23-a

De acuerdo, estoy de acuerdo, claro que sí. Por si alguna de mis sabias lectoras, incluso lectores, me corrige, que pueden hacerlo, y de hecho lo hacen, les puedo decir que no he olvidado bellezas como Patria Rodríguez, Desiré Cordero, Sofía del Prado, o Helen Lindes. Estaban en mi lista de oro, entre otras razones por las que en muchas ocasiones estuve como reportero para contarlo, y hasta de jurado. Pocos pueden asegurar con este bloguero, que en su día fue jurado de aquel concurso de Miss Colombia en Cartagena de Indias, dificilísimo en todos los aspectos, donde la belleza es una condición vital y necesaria en la mujer, y en la que tenía hasta un policía armado a la puerta de  mi  habitación del hotel para no recibir ningún tipo de visitas, más que nada de algunos cercanos a las bellezas, bellísimas, en juego, dispuestos a todo por conseguir que su candidata alcanzara el triunfo máximo que cambiaría su vida para siempre.

Vestida de rojo, con su banda azul, Mireia, además, antes de ceñirse o colocarse la diadema de brillantes azules, tuvo que someterse a muy difíciles pruebas. Por ejemplo, a exámenes de baile, para lo cual se vistió de flamenca, y además hubo de tocar el piano, que sabía hacerlo desde que era muy niña según su propia confesión, además de responder a preguntas diversas sobre distintos temas que indicaran que según las exigencias del concurso, era una cuestión fundamental, su talante y su talento. Como dato significativo, según leo, no tuvo que someterse a la disciplina del traje de baño. No se hace ya. Se afirma que el jurado del premio opina que ya es una razón antigua y que no corresponde al tiempo que vivimos. O sea, que nuestra catalana universal, perdón, mundial, no es solo bella, sino sabia, de lo que me alegro no saben cuanto.

mireia5-a

En fin, por terminar el retrato de urgencia, contarles que se ganó el trono con el cabello, el suyo, aunque me gusta más decir pelo recogido a un lado, al derecho, según se mire, y además, recogido en un moño, y suelto, largos los pendientes, dentro de su vestido color plata, porque los brillos como saben están de moda, incluso en plena calle, y que su sonrisa fue una de las joyas más espectaculares de su hermosa noche entre  las más bellas del mundo, creo que más de cien damas de los cinco, seis, continentes, si bien para terminar les afirmo que lo más aplaudido fue el momento en el que al darse la vuelta, que hay que hacerlo a veces, mostró un generoso escote, espectacular, que a más de un presente, se le  quebró la respiración. Entre ciento dieciséis candidatas, Mireia fue la elegida. La mejor. Miss World con todos los honores. Y en mi caso de viejo narrador de esto que ahora se llama evento, y que es una palabra que no me gusta demasiado, con todos los amores. Una bella noticia, en este tiempo de oscuras historias es lo mejor para regenerar la ilusión y la esperanza.

He dicho.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer