Carolina, ninguna como ella

A veces, aun en su silencio, en su deseo de estar, si es que está, si es que tiene que estar en un discreto segundo plano, Carolina -ni siquiera hay que decirle Princesa– es la gran primera dama de Europa, de aquella Europa antigua, que no...Seguir leyendo...