I love chocolate

Dicen que las culturas mesoamericanas tenían una gran admiración por el árbol del cacao (Theobroma cacao) que nace en clima tropical y al que se le atribuía virtudes casi mágicas como obtener sabiduría universal y cura de enfermedades. Se tomaba también para calmar la sed y el hambre, como energizante pero siempre como bebida y sin ese toque dulce que se dio muchos años después. De hecho, lo mezclaban con

Continúa leyendo