‘Tips’ de maquillaje o cómo conseguir una carita de porcelana

Ya he escrito muchas veces sobre el maquillaje. Es un arte que me encanta y que he ido aprendiendo con los años, cómo no, gracias a los profesionales que me han maquillado tantas y tantas veces.

Cuando no me cuentan trucos ellos, les pregunto yo para cuando tengo que hacerlo yo sola. Así que he pensado que como el maquillaje completo requiere de muchos pasos, os iré contando, siempre desde mi humilde opinión, lo que he aprendido y lo que yo hago de manera fácil. Hoy empezaremos por el primer paso: LA BASE.

Por supuesto la piel tiene que estar limpia e hidratada y si te echas crema para el contorno de ojos mejor que mejor, así no se marcará las grietas ya que es una piel muy muy fina.

Algo muy importante pero que no todo el mundo hace es elegir un tono que sea igual que tu piel. Queremos unificar sus diferentes tonos, disimular rojeces e imperfecciones, no queremos colorearla de otro color que no es el nuestro. Para ello aplica un poco sobre el cuello o la mejilla, no sobre el dorso de la mano que es de otro tono.

Hoy en día hay millones de marcas, diferentes precios y tonalidades, eso ya es una búsqueda personal, encuentra el color que se confunda con tu cutis.

Y luego tienes varias opciones: maquillaje en barra, el que más cubre; maquillaje fluido, da una sensación más fresca y transparente; en crema o tipo mousse, cubren algo más que las fluidas, o hidratantes con color, que es la opción que utilizaba cuando era adolescente, da un toque de color nada más y en polvo compacto o mineral.

En todas estas variantes tienes para todo tipo de pieles, normales, mixta, grasa y seca. Claro que cuanto más seca, utiliza maquillaje más fluido o suave.
Y ahora elegiremos la forma de aplicarlo:

Con esponjas triangulares

Con las nuevas esponjas Magic Blender

Con brocha y con los dedos

A mí personalmente me gusta mucho la brocha, deja un acabado muy uniforme e impecable, las esponjas no debes apretarlas mucho porque absorben el producto y con los dedos hay que dar pequeños toques.

Extiende toda la base por el rostro y cuello, ¡importante!, nunca te olvides de él y tampoco utilices demasiado porque si no conseguirás un acabado menos natural.

En el próximo post de maquillaje veremos el corrector y el contouring, tan de moda, y tendremos preparado nuestro “lienzo” para empezar con nuestra obra de arte.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer