¡Nos vamos de boda!

Ya es temporada de BBC, o más conocido aquí por temporada de bodas, bautizos y comuniones.

El qué me pongo diario aquí no tiene lugar. Es prácticamente imposible dejar un estilismo de boda al azar, y aunque no queramos, hay ciertas normas o preferencias a la hora de vestir para acudir a un evento como invitada. Independientemente de nuestro gusto, no está mal conocer lo que mejor encaja en un evento de este tipo.

La principal diferencia a la hora de vestir para una boda es el horario. Por lo que cuentan los expertos la boda de mañana o de tarde-noche marca ciertas pautas.

¡Las cabezas!

No hace falta adornar la cabeza, pero si lo estás pensando, puede que  tengas que elegir entre  pamelas  y tocados dependiendo de la hora de la ceremonia. Por el día, pamelas y grandes sombreros, por la noche mejor los tocados.

PAMELAS:

Sólo hay que tener cuidado de que no te resten visión y que la lleves de manera natural.

TOCADOS:

Si decides llevar tocado, en principio no se quitan. Si sales con tocado, vuelves con tocado. 😉

No podemos olvidar que la melena suelta y natural es una apuesta segura, sin riesgos e igual de elegante.

¡El vestido!

Una vez que hemos decidido si  queremos llevar o no adorno en la cabeza, podemos pensar en el resto. Las posibilidades son infinitas, pero mejor mantener esto en cuenta:

– De largo: dicen que de largo van las madrinas, si eres testigo o si te lo pide la novia. También si eres una íntima amiga o hermana de la novia.

– De corto: si no te toca nada de lo de arriba, lo correcto es ir de corto sea la hora que sea.

¿QUÉ COLOR?

No todos son válidos. Es mejor evitar tonos blancos ¡la novia debe ser la única vestida de ese color! También es mejor evitar un total look de negro (incluido si la boda es de tarde-noche). Durante el día ganan los colores suaves y vivos.

Por la noche puedes usar tonos más sólidos y profundos.

¡Los zapatos! 

Lo que manda es llevar un buen tacón y que al menos tenga unos 8 cm. Préstales atención, son tan importantes como el vestido que lleves.  Lo que no se lleva mucho estos días es llevarlos del mismo color que el vestido así que arriesga y ganarás. Ahora en verano la opción de sandalia es estupenda.

¡El bolso!

Dicen que lo mejor es llevar algo pequeño, que no ocupe mucho. La invitada perfecta va ligera y sin nada que le moleste, así que un bolso de mano es tu gran aliado para ese día.

Si optas por colores suaves en tu vestido, puedes arriesgar con el color del bolso de mano y viceversa.  ¡Ah! Y  olvídate de combinar zapatos y bolso ¡eso pertenece al pasado!

Bueno amigas, ir a una boda tiene su aquel porque siempre hay algo que preparar.  Espero que os sirvan de algo mis pequeñas aportaciones sobre cómo ir vestida como invitada.

¡Un beso y gracias!

Fuentes imágenes: Bdivina, Noviosfelices, Cherubina, Magrit

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer