La noche más vieja del año

¡Nochevieja!

A menos de 48 horas para la noche más vieja del año, siempre hay algún motivo para echar la vista atrás y hacer una pequeña reflexión sobre cómo ha ido el año y sobre cómo afrontar el nuevo. Es, sin duda, una noche estupenda para celebrar.

Celebramos esa noche con la esperanza de tener un año mejor y sobre todo de atraer la buena suerte. Para eso, en cada país se cumplen pequeños ritos y costumbres que se mantienen año tras año, algunas de ellas son curiosas y sorprendentes.

En España, entramos en Año Nuevo de una manera muy nuestra: comiendo (como podemos) 12 uvas. A una por campana si no pierdes el compás. Siempre hay una imagen de alguien con la boca repleta de uvas sin masticar. 😉

image002

Por lo visto el origen de esta práctica se remonta 103 años atrás, cuando en 1909 hubo un excedente de cosecha y en las casas se aprovecharon las uvas para tomarlas la última noche del año.

Hay multitud de de celebraciones impactantes este día… o románticas.

Los estadounidenses son los más ‘amorosos’ pues celebran las doce campanadas del año nuevo con un beso y creen que si no lo das, tendrás 365 días de soledad, ¡así que ¡que no nos falten unos besos después de las 12 de la noche!

 Tradición o no, besar a tus seres queridos nunca está de más.

image004

Claro que del amor a romper platos ¡hay un paso!… a veces. Es el caso de Dinamarca. En Nochevieja es costumbre tirar platos. Antiguamente estampaban la vajilla en la puerta de las casas de familiares como símbolo de buena suerte. Aún hoy lo hacen y lo aúnan con otra vieja costumbre: saltar de una silla después de las doce campanadas.

image006

Japón es uno de los primeros países donde celebran la nochevieja. En el país del Sol Naciente reciben esta celebración visitando templos budistas y reciben el año nuevo con campanadas, pero en vez de 12… ¡108!

image008

También limpian su casa profundamente, ya que para ellos simboliza ‘empezar el año de cero’ y no se pierden un programa muy famoso que lleva en antena cada Nochevieja desde 1951. Ver la batalla musical entre el equipo rojo y el equipo blanco es ya una tradición de esa noche para los japoneses.

image010

image012

En Argentina la cosa se pone más personal y divertida. La tradición consiste en regalar ropa interior de color rosa.  Para algunos, la costumbre hace referencia a la procreación y la fertilidad; para otros, es más religioso y está relacionado con el período litúrgico de Adviento en el que se encendía una vela rosa. Se regala la noche del 24 para ponérsela en la del 31. En otros países latinoamericanos también regalan ropa interior roja o amarilla para atraer suerte o dinero.

image013

En México también saben de celebraciones. Usan ropa interior roja para atraer el amor.

Unos días antes celebran ‘las posadas’. Consiste en hacer una piñata que tiene la forma de una estrella de siete picos. Cada pico representa un pecado capital. La persona con los ojos vendados representar cómo vence al pecado. Parece que tiene una gran simbolismo religioso pero termina siendo una gran celebración familiar.

image014

Desde Rusia con… ceniza

En Rusia, el 31 de diciembre hay que beber ceniza si quieres que se cumplan tus deseos. Cada Nochevieja los rusos piden un deseo, lo escriben en un papel y lo queman. Después recogen la ceniza, la vierten en una copa de champán y cuando llega la  medianoche se la beben.

image016

Es una noche mágica que se celebra alrededor del mundo. Una noche para ser celebrada con amigos o familia, o tal vez a la luz de un par de velas con tu pareja. De cualquier manera, es fascinante cómo culturas tan diferentes, países tan distantes y tradiciones tan milenarias siguen estando vigentes porque merece la pena celebrar que hemos pasado un año más.

Os deseo un año nuevo lleno de esperanza, de alegrías y de mucho amor. ¡Ojala se hagan realidad todos vuestros sueños!

Un beso muy grande y ¡FELIZ AÑO NUEVO!

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer