Entrevista a Yvonne Blake

Como muchos de vosotros sabéis, soy una fan de los musicales: ‘El Mago de Oz’, ‘West Side Story’, ‘Yellow Submarine’, ‘Rocky Horror Picture Show’, ‘Jesucristo Superstar’, entre otros, son algunas de las películas musicales que más me han marcado, y no me cansaré de ver una y otra vez. Pues entonces os podéis imaginar mi emoción cuando me enteré de que la diseñadora de vestuario de Jesucristo Superstar vive aquí en España  (¡en Madrid!), y que estaría encantada de concederme una entrevista.

FOTO2

Yvonne Blake es una legendaria figurinista de cine, oriunda de Manchester, Inglaterra, y actualmente afincada en España. Figurinista o diseñadora de vestuario, desarrolla su carrera principalmente entre Londres, Los Ángeles y Madrid.

FOTO14

Matellano Víctor (2012): ‘Diseñado Por… Yvonne Blake, figurinista de cine’

Yvonne cuenta con un premio Oscar (por el diseño de vestuario de la película Nicolás y Alexandra), cuatro premios Goya, y ha estado nominada en muchas otras ocasiones, también en los premios Bafta y Emmy. Entre algunas de las películas más famosas que ha trabajado tenemos: ‘Duffy’, ‘Nicholas y Alexandra’, ‘Jesucristo Superstar’, ‘Los Tres Mosqueteros’, ‘Superman’ I y II, ‘James Dean’, ‘Carmen’, ‘Los Fantasmas de Goya’, entre muchas otras obras tanto de televisión como de teatro.

FOTO11

FOTO10

Como os podéis imaginar, una profesional como Yvonne ha tenido la oportunidad de vestir a estrellas de la talla de Sofia Loren, Ava Gardner, Audrey Hepburn, Marlon Brando, Al Pacino, Elizabeth Taylor… está de más decir que es una mujer muy interesante y con una carrera que muchos anhelan. Os dejo aquí con mi entrevista a Yvonne Blake:

PR: ¿Cómo te iniciaste en la profesión?, ¿Qué fue lo que te motivó?

YB: El motivo siempre fue el mismo: nunca quise hacer otra cosa. Desde niña me encantaba dibujar vestidos de novia, tacones altos, ropa… pero mi gran inspiración fue, en definitiva, cuando mi madre me llevó a ver la película ‘Una cara con ángel’, protagonizada por Audrey Hepburn, cuyo vestuario fue diseñado por Hubert de Givenchy y a mí me encantó. Por aquel entonces yo tenía como 13 o 14 años, y recuerdo que le dije a mi madre “esto es lo que yo quiero hacer”. Con 16 años, me aceptaron en Bellas Artes, y era la más joven de todo el alumnado. Te enseñaban de todo: corte, diseño de modas, escultura y pintura, muy completo.

Al cabo de un tiempo, escribí a una figurinista y decoradora de un teatro de Manchester, mi ciudad natal, para hacer prácticas por la noche. Ahí estuve haciendo de todo, pero al principio comencé pintando forillos. El teatro se llamaba ‘The Library Theatre’, pues era un teatro redondo en el centro de una biblioteca y el programa del teatro cambiaba la obra una vez al mes: Shakespeare, O’Neill, Wilde, todas las grandes obras de los grandes escritores. Grandes actores como Maggie Smith comenzaron en este teatro, y yo estaba encantada porque aprendí mucho, de los mejores.

Llegó un punto en el que me aburría porque tenía la sensación de no aprender mucho, así que me fui a Londres. Allí me quedé en casa de unos amigos de mis padres, y uno de ellos era camisero en Bermans, una compañía muy importante de vestuario para teatro, algo así como Cornejo pero mucho más grande, y pronto me encontré trabajando ahí. Era increíble, tenían un departamento para cada época, y el taller de las sastras era prácticamente de alta costura, la calidad de los trabajos era de la más alta, y yo aprendí muchísimo.

FOTO8

FOTO6

PR: Todos los trabajos que has hecho son memorables, y algunos han sido más reconocidos que otros…pero para ti ¿cuál de ellos tiene la mayor carga sentimental?, o en ¿cuál de ellos has volcado tu corazón más que en otros?

YB: Creo que hay dos. Es decir, siempre trabajo con mi corazón, pero a veces tu corazón también se rompe trabajando (risas); yo creo que el primer trabajo que me satisfizo verdaderamente fue ‘Jesucristo Superstar’, pues el reto era enorme: imaginaos que os dicen que hay que vestir a los personajes de la historia más importante de la cristiandad, adaptarlos a la época y encima de todo, que van a estar bailando en el desierto de Israel… es surrealista.

PR: ¿Y el director de la peli y de arte te dieron total libertad para hacer lo que querías?

YB: Yo estaba muy vigilada por los dos, me acuerdo que la primera vez que vinieron a mi estudio, tenía los diseños pegados en la pared, y los dos estuvieron un rato que parecía eterno observándolos y casi sin comentar nada… yo sentía que me moría. Afortunadamente les gustó, pero el director (a quién yo le tengo mucho cariño), Norman Jewson, tenía un problema a la hora de tomar decisiones; en una ocasión le preguntó al director musical si le gustaban los diseños y éste le contestó: “Tú no le preguntas a las demás personas si les gusta la música”. A partir de ahí, todo fue mejor pero antes de la primera reunión estuve casi sin dormir y a pesar de que yo acababa de ganar un Oscar, tuve que darle prototipos y competir con otros diseñadores.

FOTO9

FOTO13

PR: Bueno, veo que sobre todo eres una experta en trajes de época y además has trabajado en rodajes con una gran variedad de estilos e influencias. Pero ¿cuál es tu especialidad? ¿Qué es lo que más te gusta diseñar?

YB: Yo creo que cuanto más antiguo, mejor. Los siglos XII, XIII y XIV, pues nadie sabe realmente cómo era la ropa en aquel entonces, así que puedes improvisar mucho y usar tu imaginación. Yo me documento mucho, por ejemplo en el Museo del Prado, en iglesias, en los que tienen las obras de arte más antiguas… ves detalles que te sitúan en esas épocas.

PR: ¿Tienes alguna joya o algún traje que tú hayas hecho y que guardes con mucho cariño? ¿Que sea original de alguna época que sea especial para ti?

YB: Los trajes no, no conservo ninguno porque no me pertenecen. Son de la productora. Solamente guardo mis bocetos, tengo todos mis bocetos.

PR: ¿Y cómo acabaste en España?

YB: Hice una película en España en el año 68 en la que tenía que hacer la ropa en Cornejo. Era la primera vez que trabajaba fuera de Bermans y con actores muy famosos como Richard Widmark, Cesar Romero, Caroline Munro, Genevieve Page, entre otros. Era como un ‘western’ que pasaba por 10 años de cambios de época y había un chico muy guapo que hablaba inglés y era como mi intérprete con los de Cornejo. Fue difícil porque por aquel entonces no tenían corsés, tuvimos que hacerlos nosotros mismos, y hubo que buscar muchísimas telas que no trabajaban aquí.

Así que este chico me invitó un día a comer una paella, luego me invitó otro día al Bernabéu a ver un concierto de Karina (risas). Pues una cosa llevó a la otra y cuando me di cuenta, nos estábamos casando en Londres.

FOTO7

FOTO12

PR: ¿Cuál es el diseñador que más te ha gustado?

YB: Piero Tosi es definitivamente mi diseñador favorito en cuanto a vestuario de época se trata; él hizo todas las películas de Visconti y para mí es el mejor de todos.

PR: ¿Y de diseño de moda?

YB: Pues casi todos los grandes: Yves Saint Laurent, Balenciaga, Alexander McQueen me parecía genial, su muerte fue una tragedia.

PR: Siempre se dice que la moda es cíclica y eso es muy aburrido. ¿Por qué crees que tiene que ser así?

YB: Es increíble, yo pienso igual. Hace poco vi que la gente se volvía loca por la moda de los años sesenta ¡otra vez!, y yo eso lo viví, yo llevé los diseños de Mary Quant en su momento y no me apetece volver atrás. Debería de haber algo nuevo, algo más vanguardista.

PR: ¿Tienes alguna anécdota curiosa que nos puedas contar de alguna película? ¿Algo curioso que haya pasado?

YB: Bueno, tuve algunos problemas con Elizabeth Taylor, porque siempre había que dejar mucho margen, si había que repetir algún vestido en alguna película, siempre había que volverlo a coser porque ella tenía cambios muy drásticos de peso, estaba subiendo constantemente de peso. Y el gran problema era que a ella le gustaba llevar todo muy estrecho, pero es contraproducente, eso hace que te veas más gorda, y nunca pude convencerla de lo contrario.

En esta película hacía el papel de la mujer de un escritor que vivía en Londres, y eran una pareja normal, es decir, no eran ricos, pero ella siempre quería llevar joyas de Van Cleef & Arpels y teníamos el conflicto de que siempre se quería poner demasiados accesorios.

FOTO5

FOTO4

PR: ¿Y cómo fue trabajar con Audrey?

YB: Con Audrey todo iba maravillosamente, y a pesar de que me tocó vestirla de monja para un papel, ella siempre fue estupenda.

PR: Yo siempre pienso que cuanto más grande es el actor, más humilde es…

YB: Definitivamente, los mediocres e inseguros, lo exteriorizan, los buenos no. Un gran ejemplo fue cuando vestí a Marlon Brando, nos reunimos con la modista y le probamos su traje, le dijimos que se mirara en el espejo y nos dijera si le gustaba, y me dijo: “¿Te gusta a ti?”, y yo dije: “Sí”. “Pues entonces a mí también”, contestó. No quería ni verse en el espejo, confiaba en su equipo.

PR: Y hablando de ‘Superman’, ¿qué cambio, no? Pasar de una época a otra totalmente distinta.

YB: Totalmente, sobre todo después de trabajar en ‘Los Mosqueteros’. Pero eso me gusta, no me gusta repetirme si es posible.

FOTO3

PR: ¿Y cómo fue el momento del Oscar?

YB: Pues había mucha incertidumbre. Hoy en día con todo el acceso a la información que hay, te haces una idea de quién puede ganar pero por aquel entonces no tenía ni idea. Yo de todas maneras no tenía la ambición de ganar un Oscar, sí la tenía profesionalmente, pero no a nivel de reconocimiento. Además, lo pasé bastante mal en este rodaje, fue difícil, sobre todo por el trato del director, yo siempre salía llorando de su oficina… casi dejo la profesión, fíjate. Al final fue mi padre quién me convenció para que asistiera a la gala y él se encargó de todo.

PR: Y para las chicas que leen el blog, que les gusta la moda ¿cuál sería un buen consejo, algo que nunca falle? Por ejemplo, para una cremallera o algún contratiempo con la ropa.

YB: Pues si el vestido es de tu talla y se supone que te queda bien, tal cosa nunca debería pasar, pero si se diera el caso, vais al baño y cogéis un poco de jabón, una pastilla o si es líquido entonces líquido. Pero si podéis llevar más cosas en el bolso, hilo y aguja, no quitan mucho espacio.

PR: Bueno, y no te lo he preguntado antes, pero ¿qué Goya te ha hecho más ilusión?

YB: Pues el primero, que fue por ‘Remando al viento’, la película de Gonzalo Suárez que protagonizaban Hugh Grant y Elizabeth Hurley, que de hecho se conocieron en esa película. Y las otras películas que me dieron otros tres Goyas también, pero siempre al primero le guardo mucho cariño.

FOTO1

¡Espero que os haya gustado!

Pilar.

*****

As many of you might already know, I am a huge fan of the musicals: ‘The Wizard of Oz’, ‘West Side Story’, ‘Yellow Submarine’, ‘Rocky Horror Picture Show’, ‘Jesus Christ Superstar’, among others, are some of my favorite musical films so far, and that I never get tired of watching over and over again. So, now you all can imagine my excitement when I found out that the costume designer of the movie ‘Jesus Christ Superstar’ and Oscar winner Yvonne Blake lives here in Madrid, and that she would be willing to let me interview her!

Yvonne Blake is a legendary costume designer, originally from Manchester, England, and currently settled in Spain. She has developed her carreer mostly between London, Los Angeles and Madrid. 

Yvonne has won one Academy Award (for the movie Nicholas and Alexandra), 4 Goya Awards, and she is been nominated plenty of times, also for the Bafta and the Emmy awards.  Some of the famous movies she has worked for are: Duffy, Nicholas and Alexandra, Jesus Christ Superstar, The Three Musketeers, Superman I and II, James Dean, Carmen, Goya’s Ghosts, among others also in theater and TV. As you all can imagine, a professional like Yvonne has had the chance to work with a fair amount of movie stars such as Sofia Loren, Ava Gardner, Audrey Hepburn, Marlon Brando, Al Pacino, and Elizabeth Taylor… needless to say, she is a very interesting woman with a very rich career behind her. Here is my interview with Yvonne Blake:

PR: How did you get started in this profession? what was the drive?

YB: The reason was always the same: I never wanted to do anything else. Since I was a child, I was always drawing wedding dresses, high heels, clothes… but my biggest inspiration came definitely when my mother took me to the movies in order to watch ‘Funny Face’, starring Audrey Hepburn, which costumes were all designed by the greatest Hubert de Givenchy and I just loved it. Back then, I was like 13 or 14 years old, and I remember telling mx mother “this is what I want to do”. By the time I was 16, I got accepted at Bellas Artes, and when I got in, I was the youngest of all the students. Back then you could have learned almost everything at Art School: tailoring, fashion design, sculpture and painting, it was really vast.

After a while, I wrote a letter to a costume designer and decorator that were working at a famous theater in Manchester, my hometown, in order to do like an internship at night. There I was, doing a little bit of this, a little bit of that…but at the very first beginning I was painting the sceneries. The theater was called “The Library Theatre”, because it was a circular theater located in the center of a library and the program changed once a month: Shakespeare, O’Neill, Wilde, only the great ones were played there. Huge actors like Maggie Smith began their careers there and I couldn’t be happier because I was learning a lot from the best.

There came a point where I was bored because I had the feeling of not learning much, so I went to London.  There I was staying at the house of my parents friends, and one of them worked as a haberdasher at Bermans, a very important costume design company for theater, something like Cornejo in Spain but way bigger, and soon I found myself working there. It was incredible, they had one department for each fashion era, and the tailor’s workshop was almost like “haute couture”, the quality of the pieces they made was the highest and I learnt a lot from them too.  

PR: All the work you’ve done is quite memorable, and some of them have been more renown than others… but to you, which one of them represent the most to you, emotionally speaking? Or in which one of them, did you put more of your heart into?

YB: I think there is two of them. I mean, I always work with all my heart, but sometimes it gets broken (laughs), I think that, that my first big gig was Jesus Christ Superstar, and it maybe is the one that satisfied me the most professionally speaking, because it was a huge challenge. You just have to imagine that you have to dress some of the most important characters of the best known story of all time, adapt them to the decade we were living in and to make it all worse, they were going to be dancing on the desert in Israel… it is very surreal.

PR: And what about the art and movie director? Did they give you all freedom to do whatever you wanted to do?

YB: I was being closely watched by the two of them. I remember the first time they came over my studio, and I had the designs pasted on the wall, and both of them were watching them for what it seemed to me like an eternity, without speaking or commenting…I literally wanted to die. Lucky for me, they did like it, but the director (who I am very fond of), Norman Jewson, had a problem with making decisions. Once he asked the music director if he liked the designs, to what he answered: “you don’t ask other people if they like my music”. From then on, everything got better but before the first meeting I couldn’t sleep at all and even though I had just won an Oscar, I had to make prototypes and compete against other designers. .

PR: Well, I see that you are an expert making vintage garments and that you have worked in films adapted to all kind of styles and influences. But which one is your specialty? What is what you like to make the most?

YB: The older, the better. The 12th, 13th and 14th centuries for instance, because nobody knows for sure how the clothes looked like back then, so you can improvise a lot and you get to use your imagination. However, I do a lot of research as well, for example, I go to the Prado Museum, visit some cathedrals, places where they have the oldest pieces of art, and you can see the details that place you in those times.

PR: Do you have lika a jewel, or a piece that you made, and keep it like a threasure? Or something that means a lot to you?

YB: Not the clothes, I don’t keep any because they belong to the producers, not to me. I only keep my drawings, I have all of them.

PR: And how did you end up living in Spain?

YB: I came to Spain in order to work in a movie in the year 1968, where I had to make clothes in Cornejo and it was my first time working outside Bermans, and with very famous actors such as Richard Widmark, Cesar Romero, Caroline Munro, Genevieve Page, among others. It was like a western with that passed through 10 years of age changes, and there was this handsome boy who could speak english and served a little bit as my interpreter at Cornejo, and I needed a lot of help with the language.

So this boy invited me to eat paella once, and then to a concert at the Bernabéu Stadium (laughs). Well, one thing led to another, and we ended up getting married.  

PR: What is your favorite designer?

YB: Piero Tosi is definitely my favorite one. He worked in all the movies made by Visconti, I really think he is the best.

PR: And your favorite fashion designer?

YB: All the big ones: Yves Saint Laurent, Balenciaga, and I think that Alexander McQueen was amazing; it was such a tragedy what happened to him.

PR: They say that the fashion is cyclic and everything comes back. That’s a little boring, what do you think about it?

YB: You know what? I think the same, it is boring. Not very long ago I saw in the magazines that the people were going crazy about the sixties again, again! I lived all of that, I wore Mary Quant’s miniskirts back then and I don’t want the fashion to go back. The fashion should always be about inventing something new, it should be avant garde.

PR: Do you have a funny story about a movie? Something curious?

YB: Well, I had a little bit of trouble when working with Elizabeth Taylor, because she was constantly gaining weight and wanted to have her clothes supertight, so we always hat to sew her dresses over and over. And when you wear the clothing so tight, it is worse because you look even bigger, but I couldn’t make her change her mind.  

The movie was about a writer’s wife that lived in London and they were an average couple, meaning, not rich. But she always wanted to wear lavish jewels from Van Cleef & Arpels and we always had that over accessorizing conflict.

PR: And what it was like to work with Audrey?

YB: Only wonderful. Despite the fact that I had to dress her for her nun role, she was always amazing. 

PR: I believe that the bigger the actor, the more humble he/she is…

YB: Definitely. The mediocre and insecure will always show it, but the really good ones won’t. Take Marlon Brando for example, we once met with the dressmaker of Superman and as he puts his suit on, we told him to take a look in the mirror and asked him if he liked it. He asked me back “do you like it?”, and I replied “yes”, “then I like it”, he said. He didn’t even want to look in the mirror…

PR: And speaking of ‘Superman’, what a change for your career! Totally different eras…

YB: Totally, especially after ‘The Musketeers’. But I like that; I don’t want to do the same thing all the time.  

PR: What is like to win an Oscar?

YB: Well, a lot of uncertainty. Nowadays we have all of this access to communication, and we have a clue, but back then we had no idea. I didn’t have the ambition to win an Oscar anyways, I mean I had it professionally speaking, but didn’t really care about fame. Besides, I had a pretty awful time working in that movie, it was tough, especially because of the director, and I always came out crying from his office… I almost quit my career. In the end, my father convinced me to go, and he took care of everything.  

PR: And for the people who read the blog, do you have some advice for them? Like some tip that never fails, like, for a zipper that got stuck of something like that?

YB: Well if the dress fits that shouldn’t happen. But if it happens, go to the bathroom and put soap on it and hope for the best.  

PR: And I didn’t ask before, but which one of the Goyas was the most especial for you?

YB: Definitely the first one for the movie Rowing with the Wind, directed by Gonzalo Suarez and starring Hugh Grant and Elizabeth Hurley. Actually they met working in this movie. And the other 3 Goyas are very special as well, but the first one is always magical.

  • Hola Pilar. Me ha encantado la entrevista , sin palabras. Las fotos de los diseños son increíbles , y que haya podido trabajar con grandes como Audrey me parece una maravilla. Una gran artista Yvonne Blake.
    Un besazo enorme!

  • Hola Pilar!
    Te doy mi enhorabuena por esta interesante entrevista, es la primera vez que oigo hablar de esta gran artista y te doy las gracias por darnos a conocer a personajes vinculados al séptimo arte.
    Simplemente, me gustaría hacer unas aclaraciones. Yvonne Blake ha trabajado en 16 películas y hasta ha estado nominada 4 veces a los BAFTA. Entre otros premios que tiene en su haber, podemos destacar la Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo en 2011 y el Premio Nacional de Cinematografía en 2012. En definitiva, toda una gran artista.
    Un fuerte abrazo y a resguardase de la calor este fin de semana. Hasta la próxima Pilar.

  • Qué maravilla!! Me hubiera encantado ver esos bocetos de cerca… Soy una apasionada del cine! Y si a eso le sumas la moda, entonces no me puede gustar más! Una entrevista muy interesante. Pásate por mi blog, hoy propongo una película rodada en Ibiza y un vestido que me compré en la isla hace apenas dos semanas.

    http://www.vilamores.com

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer