¿Nos vamos de joyas?

La mayoría de los niños traen pan a este mundo cuando nacen, pero a mí me tocó venir, hace ya 39 años, con una manta de joyas debajo del brazo. Todo un muestrario de Carrera y Carrera, la firma que fundó mi padre. No recuerdo un solo día de mi vida en el que no hayan estado presentes estas pequeñas obras de arte. Tanto es así, que mientras las niñas

Continúa leyendo