Falsos mitos y leyendas sobre joyas

Hoy quiero empezar una serie de post dedicados a contaros de dónde vienen algunas de las supersticiones que pesan sobre determinadas joyas o algunos conocimientos extendidos que tampoco son del todo ciertos y, sin embargo, a menudo se dan por verídicos. Por ejemplo, la tan generalizada afirmación:

El ópalo da mala suerte.

1 PE DIOR 400 Bouquet d'Opales

Pendientes Bouquet d’Opales de Dior

Este comentario lo he escuchado desde pequeña en España y nunca he entendido a qué se refiere exactamente ya que, curiosamente, en otros países de Asia o en Estados Unidos es lo opuesto: está asociado a la buena suerte. Cuando era niña, el aspecto de esta piedra me parecía mágico, ¡¡con sus destellos y cambios de color!! Por eso, ¡quiero desterrar esta creencia!

El ópalo es una piedra admirada y buscada desde tiempos de los griegos y romanos. A todas las culturas les ha fascinado y le han otorgado  poderes de protección e incluso de predicción del futuro.

2 SO Cartier 500

Sortija Ladybird de Cartier

Cuenta un relato que hasta el mismo Marco Antonio mandó al exilio a uno de sus ministros por no querer venderle un ópalo del tamaño de una almendra que quería regalar a Cleopatra en señal de amor.

Hasta aquí la fama del ópalo era magnífica, pero esto cambió debido a una serie de acontecimientos que comienzan en el siglo XV con una epidemia de peste en Venecia  y culminan con la publicación de un libro de Walter Scott sobre las desgracias vividas por la princesa Ana de Geirstein, portadora de una maléfica piedra… un ópalo. Fue tanto su infortunio, que el propio gobierno inglés tuvo que intervenir debido a la caída que sufrió el comercio de estas gemas, ¡se desplomó totalmente!

Sortija Opalo de Oriente de Dior

Sortija Opale d’Orient de Dior

En lo  que se refiere  a España, el asunto fue aún más dramático. La leyenda cuenta que el rey Alfonso XII se enamoró de la italiana Virginia Doini, condesa de Castiglione, pero al final se terminó casando con su prima, María Mercedes de Orleans. La condesa despechada le envió un ópalo, bautizado con el sobrenombre de “el ópalo maldito”, montado en una sortija de oro, como regalo de esponsales. La reina María de las Mercedes lo utilizó y murió de un misterioso mal, ¡¡tan sólo cinco meses después de la boda!!

Sortija de Boucheron

Sortija de Boucheron

Se extendió el rumor de que este ópalo era el causante de las fatalidades que sucedieron: tras la muerte de la reina,  fallece también la madre del rey, María Cristina de Borbón, y la hermana del rey, María Pilar, ambas de la misma misteriosa enfermedad de la reina y las dos, portadoras del anillo en su lecho de muerte. Pero la historia continúa, el anillo pasa a su cuñada que no creía en supersticiones y, por supuesto, también muere al poco tiempo hasta que finalmente se lo queda el rey Alfonso XII quien, como ya conocéis, muere joven llevando esta joya.

Su viuda y regente, madre de Alfonso XIII, María Cristina de Habsburgo, fue quien acabó con esta supuesta maldición: hizo bendecir el ópalo y lo mandó al santuario de la Virgen de La Almudena montado en una cadena de oro.

5 CG almudena 450

Espero que conocer la historia de por qué en España pasamos una época de auténtico rechazo al ópalo os haya gustado tanto como a mí y sobre todo, me encantaría contribuir a que se devuelva esta magnífica gema al lugar que se merece.

Por mi parte quiero deciros que opino que la mala suerte la lleva uno mismo cuando cree en ella. Por eso, no pienso que ninguna joya regalada desde el cariño te pueda traer nunca  nada negativo sino todo lo contrario. Tenemos que cargarnos de positivismo y ¡¡¡buscar siempre lo bueno en todo lo que nos pase!!!

  • ¡Hola Elena!

    Me ha encantado la historia, no la conocía, pero mientras ibas leyendo iba pensando en mi casa ha habido alguna joya con opalo o eso creo recordar. De todos modos, yo pienso que la mala suerte la lleva la persona y no por ponerse una joya. Las joyas son regalos o compras hechas con esfuerzo, amor y cariño, o es lo normal y no llevan mala suerte.
    Las joyas que has puesto hoy en tu post son increíbles.
    Voy a estar pendiente de próximos posts porque estás historias me apasionan.
    Un beso!

  • Querida Elena, me parece muy interesente esta historia sobre la mala suerte del opalo que por cierto es una piedra muy hermosa que se ha visto perjudicada por estas leyenda, yo me pregunto por que si dios creo todas estas piedras maravillosas y las puso en la naturaleza para que podamos disfrutarlas, algunas de ellas podrian traernos mala suerte, por el contrario pienso que todas las piedras tiene energia positiva y por lo mismo yo adoro las piedras preciosas, semi preciosas y hasta las simples que encontramos en el suelo.
    Las joyas que nos muestras son todas fabulosas y al igual que Maria Pia esperare nuevos mitos y leyendas sobre las joyas, se que hay tambien “diamantes malditos”
    Un beso!

  • Qué historia tan bonita!!! Es cierto que a las joyas siempre se les atribuye buena o mala suerte en función de lo que ocurra cuando uno las lleva. Estoy de acuerdo contigo que la suerte está en uno mismo y en lo que crea. De todas maneras la historia del ópalo de Alfonso XII, da miedo…
    Besos.

  • Felicidades Elena. Yo me dedico a dar clases de temas esotéricos pero con los pies aterrizados y haciendo a un lado las falsas creencias y supersticiones. Todo con base en la historia y cultura. Sin embargo, es difícil sobre todo en paises como el mío en Mexico, donde están muy arraigadas estas creencias. Te felicito por esta publicación tan documentada y real.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer