Las joyas de Cartier iluminan el Thyssen

Esta es una de esas ocasiones en las que disfruto al contaros que el arte y la joyería se unen en una exposición incomparable: el Museo Thyssen-Bornemisza exhibe más de 400 piezas históricas de la casa Cartier. ¡Un acontecimiento único ya que nunca antes se habían expuesto tantas joyas!

La firma francesa ha reunido una colección que permite conocer los distintos estilos artísticos que la Maison trabajó en la primera mitad del siglo XX. Desde las grandes tiaras de estilo guirnalda de principios de siglo al Art Decó de los años 30, de la inspiración china al estilo Tutti Fruti, ¡más de 165 años de creatividad!

En esta época los artistas joyeros creaban piezas únicas para ser lucidas en las fiestas más exclusivas por las más destacadas personalidades del momento y que ahora podemos ver de cerca. Os muestro a Isabel de Baviera, reina consorte de los belgas y sobrina de la emperatriz Sissi, con la tiara Rinceaux.

Y el collar Serpiente, un encargo especial de 1968 para María Félix, la diva mexicana, realizado con casi 2.500 diamantes y esmalte de colores.

Por primera vez podemos contemplar piezas que Cartier ha adquirido recientemente como un collar de rubíes y diamantes de Elizabeth Taylor que le regaló su tercer marido, el productor Mike Todd. Gracias a una montura especial, este collar puede llevarse como diadema.

O diversas joyas que pertenecieron a la duquesa de Windsor ¡que era una incondicional de Cartier!

El broche Flamenco con un plumaje multicolor de zafiros, rubíes y esmeraldas.

El collar Draperie con una amatista  principal en talla corazón, otras 27 en talla esmeralda y cabujones de turquesa. Este collar fue realizado a petición del duque de Windsor, quien suministró todas las piedras, salvo las turquesas.

  

Y el broche de pinza Panthere, que fue la segunda pieza ejecutada por Cartier en tres dimensiones para la duquesa de Windsor, con un cabujón de zafiro cachemira de más de 152 quilates.

La exposición también incluye préstamos excepcionales como las joyas que la princesa Gracia de Mónaco lució en las fotos oficiales de su boda en 1956, regalos del príncipe Rainiero III: un collar de diamantes y tres broches de clip de diamantes y rubíes que pueden ser ajustados a una tiara de diamantes.

Y una diadema estilo Guirnalda préstamo de la Casa Real Española, regalo del rey Alfonso XIII a la reina Victoria Eugenia en 1920 y que actualmente la reina Sofía luce en eventos oficiales.

Esta exposición supone un amplio recorrido por las distintas manifestaciones, técnicas y estilos de diseño de la firma francesa a través de su historia. Tiene una puesta en escena muy espectacular ya que junto a las joyas expuestas se proyectan imágenes de sus bocetos, dibujos y fotografías de los personajes que las lucieron.  

Creo que es una oportunidad para todos los amantes de la joyería que no debemos dejar escapar y para todos aquellos que alguna vez han sentido curiosidad por acercarse a este fascinante mundo… ¡¡disfrutar de una magnífica colección en un entorno tan majestuoso como es el Museo Thyssen de Madrid!!  Os animo a que vayáis y eso sí, ¡¡¡luego contadme qué os ha parecido!!!

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer