Fases por las que tu rostro debe pasar para recuperarse

Durante estos dos meses en los que hemos estado confinados, seguro que te has dado cuenta de que tu piel, aunque pueda parecer contradictorio, ha sufrido una gran deshidratación, perdida de luminosidad o flacidez. Las calefacciones, el estrés, los poros taponados o la falta de oxígeno del exterior han hecho que nuestra piel no esté tan radiante. Hoy me gustaría compartir con vosotras las fases por las que esta necesita pasar para volver a lucir súper luminosa y gozar de un buen aspecto.

En nuestra firma de belleza Maribel Yébenes hemos desarrollado unos protocolos específicos pensando precisamente en cada una de las fases por las que tu piel puede estar pasando y con la finalidad de que tu rostro recupere su vitalidad y aspecto rejuvenecido. Además, estos tratamientos se pueden combinar con nuestra cosmética de autor MY Yébenes. La primera y única colección de cuidado cosmético con mentalidad técnico científica en base al índice de firmeza de nuestra piel. Una verdadera cura para nuestra piel presentada en 4 elixires que además son combinables entre sí para tratar las necesidades de nuestra piel: serum ultra hidratante, serum-in-oil para potenciar el sistema de reparación natural de la piel, un fluido ligero sublimador para una piel radiante y rejuvenecida y gel densificante que sujeta y remodela el rostro.

¿En qué fase se encuentra tu piel?

Fase 1: Limpieza y oxigenación. Nunca me cansaré de deciros lo importante que es una buena higiene del rostro para que toda la cosmética y tratamientos que aplicamos sobre ellas verdaderamente hagan su efecto. Esto es clave para que nuestra piel recupere su vitalidad y esté nutrida. Incluso yo, siguiendo los consejos de mi madre Maribel, desde joven llevo a cabo una doble limpieza facial cada mañana para eliminar cualquier impureza que ésta pueda tener.

Fase 2: Reparación. Tu piel pierde elasticidad y necesitará la ayuda de aparatología especifica que le ayude a la reparación natural de la misma reconstituyendo el cutis para que esta no pierda su luminosidad.

Fase 3: Rejuvenecer. En esta fase son necesarias aquellas tecnologías o tratamientos que actúan directamente contra la flacidez de nuestro rostro mejorándolo de manera intensa para así conseguir que este se rejuvenezca.

Fase 4: Reafirmar. Seguramente el estrés causado por el confinamiento o la incertidumbre a la que nos hemos podido enfrentar sean algunos de los motivos que estén causando la aparición de nuevas líneas de expresión en tu rostro, que éste haya podido perder volumen o que tenga un aspecto de cansancio más visible. En esta cuarta fase mi recomendación es el uso de bótox o Ácido hialurónico que nos ayudarán a rellenar esos surcos y que hará que nuestra piel esté mucho más tersa y joven.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer