¿QUÉ TIPO DE PIEL TIENES? DESCUBRE COMO DEBES CUIDARLA

Cada persona tiene un tipo de piel y cada piel necesita cuidados específicos, por ello es muy importante seguir los consejos de expertos cuando comenzamos a cuidar nuestra piel ya sea con cosmética específica o con tratamientos en cabina. De nada sirve limpiar nuestra piel y no aplicar fórmulas adecuadas para su equilibrio. Hoy quiero resolver una de las preguntas con las que a diario me encuentro en los institutos Maribel Yébenes: ¿qué cuidados debo tener si tengo la piel grasa, seca o sensible?

Piel grasa. Las pieles grasas se diferencian porque sus glándulas sebáceas producen más grasa de lo normal y confieren a la tez un aspecto más espeso con poros dilatados, espinillas, brillos y puntos negros. Normalmente, son pieles que vienen marcadas por factores genéticos o hormonales.

-Limpieza diaria: no olvides limpiar en profundidad tu piel, por la mañana y por la noche, con un producto free oil. Utiliza siempre texturas frescas, como geles o mousses.

-Hidrata tu piel: que tengas la piel con grasa no implica que esté hidratada, de hecho es todo lo contrario, puede darse que al notar la falta de hidratación esté reactiva.

-Exfolia tu piel dos veces a la semana con fórmulas que contengan ácido mangánico, zinc o salicílico.

No te toque los granitos, puedes dejarte marcas.

-Utiliza maquillajes en polvo o mousse, que sean ligeros.

-Cuida tu alimentación, incluye vitaminas y antioxidantes para oxigenar la piel.

Piel seca. Las pieles secas son pieles más expuestas a un envejecimiento prematuro por su escaso nivel de grasa y lípidos, por ello todos los cuidados que realices deben ir enfocados a aportarle hidratación.

-Incluye en tu rutina de limpieza lociones hidratantes y untuosas que contengan antioxidantes. Además, utiliza un tónico para pieles secas.

-Lleva siempre tú hidratante contigo, si notas la tez tirante, ¡aplícatela!

-Bebe mucha agua y toma alimentos ricos en antioxidantes que ayuden a neutralizar los radicales libres.

-Evita cambios bruscos de temperatura, en casa evita tener la calefacción o el aire muy alto y pon un humificador para evitar perder los niveles de humedad.

Piel sensible. Este tipo de piel es uno de los más comunes. Se suele alterar con mucha facilidad ante cualquier factor así que si es tu caso, los cuidados deben ser constantes.

-Utiliza cosmética no agresiva, si tienes dudas pide el consejo de expertos. Actualmente contamos con una gran variedad de productos para tener una piel saludable.

-El agua termal será tu mejor aliado, ya que es equilibrante.

-Si sufres rosácea, acude a un profesional, no te dejes liar por campañas de marketing.

-En casa, evita los cambios de temperatura bruscos y ten un clima agradable. Cualquier extremo de temperatura puede perjudicar la piel.

No olvides, que tengas la piel que tengas, en tu rutina de belleza no puede faltar 3 pasos: limpieza, tonificación e hidratación. Además, si tienes oportunidad acude a tratamientos en cabina específicos para tratar problemas de acné, hidratación, luminosidad… En Maribel Yébenes contamos con diferentes protocolos de limpieza que te ayudarán a mantener la salud de la piel en su óptimo estado.

¡Más consejos y trucos de belleza en mi libro Cómo gustarte y gustar. Mis secretos de belleza!

  • Muy interesante el artículo. EL tipo de piel influye enormemente en el resultado de muchos tipos de tratamientos de estética, como el caso de la micropigmentación y microblading de cejas, tan de moda últimamente sobre todo este último.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer