¡PRECAUCIÓN! CUIDADO CON TU PIEL EN VERANO

La exposición continua al sol en horas de máxima radiación, la sal del mar, el cloro de la piscina, los cambios de temperatura… son algunos de los factores que en verano causan estragos de menor o mayor efecto en nuestra piel.

Hoy quiero daros algunos consejos para elegir los cosméticos adecuados y establecer una rutina de cuidados para proteger y cuidar nuestra piel esta temporada.

Fototoxias

No utilizar perfumes antes o durante la exposición solar es muy importante, ya que las foto-toxias se producen cuando una sustancia química absorbe la radiación UV y la transfiere a las células cutáneas, apareciendo las temidas irritaciones o manchas.

Lo ideal es buscar productos de protección sin perfumes, aun siendo naturales. La falsa creencia de que los aromas o productos naturales no nos harán daño, es peligrosa ya que por ejemplo los aceites esenciales son grandes sensibilizadores para la piel. También, debemos dejar al lado el uso del ácido glicólico, ya que su estructura molecular es la que más foto-sensibiliza los tejidos.

Fotoalergias

La fotoalergia o alergia al sol es una de las patologías mediada por un mecanismo de hipersensibilidad en el que intervienen el sistema inmunitario, lo que viene a decirnos que se trata de una reacción alérgica como consecuencia de la exposición a la luz.

Aunque no hay un número alto de personas que padezcan este tipo de alergias, sí que es verdad que cada vez es más frecuente encontrar a personas que tienen su capital de defensa solar gravemente mermado por una sobreexposición a través de los años que le impide volver a ponerse al sol sin sufrir algún tipo de daño.

Es muy importante que si estás sujeto a la toma de una determinada medicación deberás consultar a tu médico si es saludable tomar el sol.

Acné

Hay un gran mito que todos los veranos sale a la luz, y es que el sol y el salitre del mar mejoran o hace desaparecer el acné. ¡Falso! Las personas con pieles grasas es posible que sientan que tienen la piel con menos grasa pero ello no implica que la piel este hidratada. Es un efecto pasajero, por lo que es esencial continuar con los cuidados habituales recomendados por algún experto para que no empeore el estado de nuestra piel.

Recuperar e hidratar todos los días

Cada vez es más común utilizar la fórmula after-sun como rutina después de la ducha en verano. Estos productos están diseñados únicamente para aliviar y refrescar la piel con ingredientes naturales como el aloe vera o la menta. Otros incluso incluyen efecto antinflamatorio como la enoxolona para aliviar las zonas quemadas tras la exposición solar. Aunque sus fórmulas son efectivas, no siempre aportan la hidratación que necesita nuestra piel. Es especialmente importante mantener la rutina de aplicarnos crema hidratante todos los días y una vez por semana una mascarilla en el rostro, escote y cuerpo. Y en el caso de que hayas encontrado una crema after-sun a la que no puedes renunciar en verano, acompáñalo de tu crema hidratante. ¡Tu piel te lo agradecerá!

¡Más consejos y trucos de belleza en mi libro Cómo gustarte y gustar! Mis secretos de belleza! Y en mi instagram: @maribelyebenes.

8

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer