EL SECRETO PARA UNA PIEL PERFECTA: LA TRIPLE LIMPIEZA

El maquillaje, la grasa y la contaminación son los agentes que más ensucian nuestro rostro. Limpiarnos la piel a diario, tanto por la mañana como por la noche, es imprescindible sobre todo si queremos lucir una piel lisa e hidratada.

Cuando hablo con mis clientas sobre sus rutinas de belleza, siempre les hago la misma pregunta: ¿Le das a tu rostro la limpieza que necesita cuando factores como la contaminación o la grasa agravan? ¿Limpias tu piel de forma diferente cuanto te maquillas para un evento?

En respuestas a estas preguntas, desde el Instituto de Belleza y Medicina Estética de Maribel Yébenes, hemos desarrollado un protocolo para pieles grasas, muy maquilladas o expuestas a alto grado de polución: la triple limpieza.

Lo primero que debemos saber cuando comenzamos a cuidar nuestra piel es lo importante que es realizarnos una buena limpieza todos los días. Es muy habitual que demos más protagonismo al sérum o a la crema cuando lo primordial es limpiar y tonificar el rostro para que cualquier producto posterior pueda cumplir sus funciones.

¡Nunca te saltes tu rutina de belleza! La limpieza de la mañana tiene como objetivo eliminar las secreciones que produce la piel al regenerarse durante las horas de sueño y la de la noche, desmaquillar y retirar las impurezas. Si pasamos un algodón y vemos que no está completamente limpio, volveremos a repetir el paso hasta tres veces. Ya que pieles grasas, expuestas a la polución o muy maquilladas, ¡necesitan una limpieza en profundidad!

Los productos que recomiendo para la triple limpieza: son leche limpiadora, por ejemplo yo utilizo la de Antioxidant Cleanse de MY Secret, gel vitaminado y mousse. Ya que estas emulsiones se componen de agua y aceites para desprender y disolver la suciedad con suavidad sin dañar la piel.

Después de haber limpiado el rostro llega el turno del tónico, que será lo que nos ayude a eliminar cualquier resto de impurezas y a reequilibrar el PH de la piel. Elije uno en función de tu tipo de piel y huye de los que contienen demasiado alcohol, secan la piel y te puede producir manchas.

Os dejo los pasos para la triple limpieza, espero que notéis los resultados y nos vemos muy pronto en el siguiente post.

  1. Coge la cantidad de una nuez de leche limpiadora y aplícala en escote, cuello y cara.
  2. Trabaja el producto en movimientos circulares, desde el centro hacia fuera y de abajo a arriba.
  3. Mójate la yema de los dedos y repite los movimientos.
  4. Retira el exceso de producto con una toalla de felpa humedecida en agua tibia.
  5. Aplica gel vitaminado, repitiendo los mismos movimientos del paso anterior.
  6. Retira el exceso de producto con una toalla de felpa humedecida en agua tibia. Hazlo con suavidad, mima tu piel.
  7. Aplica mousse, repitiendo los mismos movimientos del paso anterior.
  8. Retira el exceso de producto con una toalla de felpa humedecida en agua tibia. Aclara con agua y seca la piel con otra toalla, dando golpecitos suaves y siempre en dirección ascendente.
  9. Utiliza un algodón e imprégnalo en tónico. No lo empapes porque desperdiciarías producto.
  10. Parte el algodón en dos y con un trozo en cada mano realiza movimientos desde el centro hacia afuera, comenzando en el escote y terminando en la frente, con pequeños toquecitos o deslizándolo.

¡Más consejos y trucos de belleza en mi libro Cómo gustarte y gustar! Mis secretos de belleza!

8

Sígueme en:

Instagram

Twitter

Facebook

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer