Sublimotion, una forma única de disfrutar la gastronomía

Había oído hablar de Sublimotion con anterioridad, pero por mucho que me hubieran contado no podía imaginarme lo que es vivir esta experiencia…

Seguramente hayas escuchado que aquí se sirve el menú más caro del mundo, lo que se debe no sólo a la altísima calidad de su materia prima y a la exquisitez de su cocina, sino también a un enorme factor añadido que hace que la experiencia se convierta en un placer para todos los sentidos, un auténtico espectáculo.

Este innovador proyecto abrió sus puertas en 2014 de la mano del Chef español Paco Roncero, galardonado con 2 estrellas Michelin. Es el fruto de un gran trabajo interdisciplinar en el que han intervenido desde cocineros, diseñadores e ingenieros hasta ilusionistas, escenógrafos, arquitectos, coreógrafos y guionistas, fusionando la tecnología más vanguardista con la alta cocina.

El resultado es una atrevida propuesta que ha sido considerada como el primer espectáculo gastronómico del mundo.

Aunque  se trata de un espacio muy íntimo (únicamente para 12 comensales), detrás de esta puesta en escena se esconde la labor de 25 profesionales que trabajan sin parar para conseguir la máxima perfección en todos los aspectos involucrados en este espectáculo reconocido con el premio a la mejor innovación F&B en los World Wide Hospitality Awards 2014.

Durante la cena todos nos encontrábamos en torno a una única mesa en la que se iban sirviendo los distintos platos y degustaciones, cada uno de ellos acompañados de una puesta en escena que te traslada hasta diferentes lugares.

En una de ellas, las paredes y techo cobran los colores de Central Park y te sumergen en el corazón de New York. A ello le acompaña la famosa canción de Fran Sinatra mientras te sirven un sabroso picnic gourmet. Sin embargo, tienen la capacidad de cambiar rápidamente de escenario y sumergirte en el océano con corales y animales marinos donde te envuelve el sonido del mar.

El efecto es completamente envolvente, con reflejos y sonidos que te hacen sentir dentro del propio océano. A este escenario le acompañaba una deliciosa degustación de gazpacho servida en una concha y acompañado por el nuevo champagne Dom Perignon P2.

Fueron tres horas cargadas de intensidad y sorpresas, en las que nos dejamos llevar disfrutando de la mejor cocina en un emocionante viaje para los sentidos.

Además, el grupo con el que asistimos no podía ser mejor.

Abajo junto a Alejandro Muñoz y Amanda, Eduardo González director de Sublimotion, Natalia Verbeke y Marcos Poggi, Enma Suárez y su hijo Juan, Sara Escudero y Saúl Carla Barber y su marido, Massi y Nasrin de la prestigiosa clínica madrileña Massumeh y mi chico Antonio Velázquez.

¡Y hasta aquí mi experiencia en Sublimotion! No quiero desvelaros más detalles, ya que la sorpresa es un factor clave en este nuevo concepto gastronómico 😉

Para todos los amantes de la gastronomía y de las experiencias únicas, recomiendo vivir este increíble espectáculo en primera persona, ya que supera con creces las expectativas.

¡Gracias a todo el equipo Sublimotion por una noche inolvidable!

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.