Mi toque español en el ‘Baile de la Rosa’ de Mónaco

¡Si algo tengo claro es que a quien madruga, Dios le ayuda! ¿No os da la sensación que hay días que duran 48 horas por todo lo que da tiempo a hacer? Por ejemplo, este fin de semana lo alargué al máximo y eso que teníamos una hora menos. A primera hora de la mañana me puse un look deportivo para practicar yoga y meditación con una amiga. Dos horas más

Continúa leyendo