La magia de Londres en Navidad

La época navideña es una de las que más me gusta para viajar, conocer una ciudad o revisitarla durante este mes, ya que siempre te da una nueva visión de sus calles y rincones. Con toda la decoración típica de esta época, el espíritu navideño lo invade todo y siempre tiene un punto más de emoción hacer turismo en diciembre. Eso sí, depende de dónde elijas viajas tienes que ir bien equipado para el frío, pero no supone ningún impedimento para disfrutar de una ciudad europea estos días.

Yo elegí en el puente volver a Londres, que es de esas ciudades que nunca te cansas de visitar porque siempre descubres algo nuevo, y la verdad que en Navidad es una auténtica maravilla, ¡parece de película! Además es un destino muy accesible desde España y es perfecto para toda la familia. Hoy quiero compartir con vosotros algunos de los planes que más me gustan de la capital inglesa.

Algo típico de Londres en Navidad son sus diversas pistas de patinaje, pero mi favorita es la de Somerset House. Se trata de un precioso palacete a la orilla del Támesis que a finales de año cambia la fuente de su patio central por una pista de patinaje sobre hielo. Frente a la pista hay un enorme árbol navideño espectacular que hace que el lugar se convierta en un espacio de lo más romántico. Aunque para los más marchosos también hay sesiones nocturnas amenizadas por DJs que lo convierten en algo muy divertido.

Otros de los grandes espectáculos de la Navidad londinense son los míticos árboles navideños de los hoteles Claridge’s y Connaught, que cada año son diseñados por un artista diferente y es uno de los secretos mejor guardados de la ciudad. En el caso del Claridge’s, este año su creación ha estado en manos de uno los diseñadores de moda más importantes del mundo, nada más y nada menos que Christian Louboutin, que además conmemora su décimo aniversario. Se trata de una creación con todo el glamour y romance de la Navidad, situado en medio de un bosque escarchado donde destaca aún más su decoración en tonos oro y rojo. Está rodeado de hadas y termina coronado por hojas de oro. Simplemente espectacular. Por su parte, en el hotel Connaught han optado por una Navidad más abstracta y enigmática, reflejando el espíritu de su creador, Sean Scully. Es una visión casi mágica, con cuatro bloques de colores que se iluminan con más de 25.000 bombillas haciendo de este árbol algo único.

Y para cuando queráis descansar tras callejear, un plan absolutamente ideal es ir a la terraza de invierno de Berkley donde se proyectan clásicos de cine navideño. Es una experiencia maravillosa poder ver tus películas favoritas mientras disfrutas de un chocolate caliente abrigado con un maravillosa manta de cashmere debajo de una cabina como si fuera una cabaña en el bosque. No os lo podéis imaginar hasta que lo viváis.


Y por último, no dejéis de presenciar alguno de sus coros de villancicos. ¿A qué os ha venido a la cabeza la película Love Actually? Pues sí, es tal y como lo imagináis. Hay muchas opciones, pero para mi, el más especial es el de la Catedral de St. Paul. Cuando lo oyes una vez quieres volver todos los años.

En este viaje además aproveché para acudir al cumpleaños de unos amigos y visitar también Winter Wonderland que es una maravilla. Para este día elegí un look con una falda recta de cuero y una cazadora con botonadura militar, ambas de Tom Ford, que combiné con una camisa de lana fina de Balmain, cinturón de Gucci y zapatos de piel de serpiente en degradé de Manolo Blahnik. La verdad que no suelo llevar tantas firmas en un solo look, pero la ocasión lo merecía.

Espero haberos dado buenas ideas si estas semanas tenéis previsto visitar Londres o estabais buscando el destino ideal, os aseguro que no os arrepentiréis.

Un beso,

MAR

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer

Featuring WPMU Bloglist Widget by YD WordPress Developer